El Gobierno local prepara la puesta a punto de la Oficina del Bicentenario

  • La obra de adecuación está pendiente sólo del presupuesto de ejecución. Los trabajos comenzarán en los próximos días

Comentarios 1

Los primeros trabajos para la puesta a punto de la Oficina del Bicentenario -que se ubicará en la calle Isaac Peral, en la antigua sede de Recaudación- comenzaron hace unos días con el desalojo y preparación de las dependencias desde la que se coordinarán todas las gestiones del 2010.

El Ayuntamiento tiene ya redactado un proyecto base para la adecuación de las instalaciones y está elaborando el presupuesto de ejecución, que estará listo muy pronto.

De afrontar estas obras -que consistirán principalmente en el acondicionamiento de las antiguas dependencias de las oficinas municipales de Recaudación, desalojadas hace ahora un año- se encargarán el propio Ayuntamiento a través de operarios municipales que coordinará el área de Presidencia. Habrá, eso sí, nuevo mobiliario y dotación y una renovada instalación eléctrica, pero la obra en sí no revestirá gran complejidad dado el óptimo estado de las dependencias.

La Oficina del Bicentenario, según el delegado de Presidencia, Francisco José Romero, tiene prioridad absoluta, de forma que los trabajos para la puesta a punto arrancarán definitivamente en cuestión de días, en cuanto se formalice y apruebe el presupuesto de ejecución. La idea del Ayuntamiento es abrir las instalaciones cuanto antes sea posible para que ya en septiembre -de cara a un nuevo 24-S- estén en pleno funcionamiento.

La Oficina del Bicentenario ocupará una superficie de 193 metros cuadrados. Contará con una zona de acceso al público de unos 12 metros cuadrados y una amplia sala administrativa de 82. Las dependencias tendrán también dos despachos de 22 metros cuadrados cada uno -uno de ellos para el coordinador de la Oficina del Bicentenario, pendiente aún de su nombramiento por parte del Ayuntamiento- una sala de juntas y un archivo, ambos también de aproximadamente 20 metros.

En estas dependencias, que abrirán sus puertas tras su adecuación, trabajará el coordinador del Bicentenario, el responsable de protocolo del Ayuntamiento -plaza que ahora mismo está pendiente de ser ocupada por oposiciones- y un equipo formado por tres o cuatro funcionarios municipales que, seguramente, provendrán de otras áreas. De hecho, como el propio alcalde, Manuel de Bernardo, comentó a este periódico hace varias semanas, el coordinador del Bicentenario tendrá cierta libertad para elegir a los funcionarios que trabajarán con él.

El delegado de Presidencia y coordinador de la puesta a punto de la Oficina del Bicentenario, Francisco José Romero, valoró el importante paso que se daba con la puesta a punto de estas instalaciones, desde la que se coordinará y gestionará todo el 2010. El concejal andalucista subrayó el concepto participativo con el que la Oficina del Bicentenario abrirá sus puertas en los próximos meses y trabajará de cara a este gran conmemoración.

"Lo mejor está por llegar, en el Diez y después del Diez", afirmó en clara alusión a las críticas lanzadas desde la oposición que pronostican un vacío de gestión tras la celebración del Bicentenario de Las Cortes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios