Finaliza la última fase de las obras del mercado de San Antonio

  • Los puestos de carnicería ya se han trasladado a la planta baja del recinto

Comentarios 4

El mercado de San Antonio reanudó ayer su actividad. Tras la finalización de la última fase de las obras, en la que se han trasladado los puestos de carnicería a la planta baja, se ha completado la remodelación del interior del mismo, y sólo quedan acciones de rehabilitación fuera del recinto. El pasado domingo ya tuvo lugar el cambio de los enseres de los puestos de este gremio del primer piso –donde se habían colocado provisionalmente– para ubicarlos definitivamente en la planta baja. De esta manera se elimina la necesidad de acceder mediante ascensor o escalera a la planta superior para acudir a los puestos de carne, y se consigue que todos los establecimientos queden aunados en el mismo recinto.

Los detallistas han mostrado su satisfacción por la finalización de las obras, aunque para ello haya pasado más tiempo de lo previsto, ya que las actuaciones de rehabilitación tendrían que haber terminado a finales del pasado año. Sin embargo, el proyecto inicial sufrió varias modificaciones, lo que ha llevado a ampliar las zonas de remodelación, y que ello haya provocado la demora de las actuaciones.

El presidente de la asociación de detallistas, Andrés Barba, se mostró feliz ante la rehabilitación que ha sufrido el recinto durante estos años. Para él, las obras han mejorado sobre todo el aspecto interno del mercado: “Ahora cuando los isleños se asoman ven un recinto diferente y más limpio. Así es posible que el género que vendemos en nuestros negocios reluzca más”, comentó.

Además de presidente, Barba es también comerciante de uno de los puestos del local, la pescadería El Pichi. Agradecido al Ayuntamiento por la actuación que se ha desarrollado en el mercado de San Antonio, se refirió al cambio que han tenido que realizar los propietarios de los puestos en sus respectivos locales al adaptarlos a las normativas sanitarias. “Tanto el Gobierno local como los detallistas hemos puesto una considerable aportación económica para que las obras tuvieran buen puerto”. Por último, pidió disculpas al público por los constantes modificaciones en el mercado. El presidente de los minoristas deSanAntonio cree que han “mareado” a los compradores con tanto cambio, pero “éstos nos van a permitir ser uno de los mejores mercados, y eso va a beneficiar al público en general”, aseguró.

Aunque las obras del mercado han finalizado en su interior, aún quedan aspectos del exterior por rehabilitar. Los minoristas piden sobre todo un aparcamiento para que los compradores de las zonas más alejadas de La Isla puedan acudir con su vehículo, y que el mercado no se conforme sólo con el público de su alrededor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios