Desarrollo Sostenible admite las dificultades que rodean a la playa de cara a la temporada

No será un verano normal en la playa de Camposoto. Ayer lo admitió el concejal de Desarrollo Sostenible, el andalucista Fran Romero, al referirse de nuevo la situación en la que se encuentra a playa tras los efectos devastadores de los temporales del pasado mes de marzo. Ahora que está a punto de adjudicarse el montaje de las instalaciones -solo pendiente de resolver una baja temeraria, como ayer adelantó este periódico- desde el Ayuntamiento se replantea la mejor forma de abordar la temporada. Ayer, de hecho, se celebró una reunión de coordinación con este objetivo.

Romero avisó: para nada será una temporada habitual a las que los isleños se han acostumbrado a lo largo de las últimas décadas. Dado el estado de la playa y lo afectado que han quedado redes, canalizaciones y servicios con el temporal es complicado que lo sea. Todo depende -insistió- de la intervención de Costas, de la que se sabe su compromiso para actuar en el litoral y reparar los daños causados por los temporales pero no el alcance que efectivamente tendrá esa intervención ni los plazos que se manejan para llevarla a cabo. "Los daños causados se han cifrado en cuatro millones de euros por parte de los técnicos municipales", recordó.

Otra situación a tener en cuenta en este contexto es la puesta en marcha de las obras para la remodelación de los accesos a la playa de Camposoto, que acaban de ponerse en marcha en la pasada Semana Santa.

Con todo, reiteró el responsable del Área de Desarrollo Sostenible, desde el Ayuntamiento se hará todo lo posible para que la playa esté a punto para la temporada y para que los ciudadanos puedan hacer uso de ella con la mayor comodidad posible. Aunque es evidente que el temporal pasará factura al verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios