Comienza la exhumación de la fosa común en el cementerio isleño

  • Los trabajos han comenzado por las catas arqueológicas 4 y 5 que se hicieron en una primera fase

Trabajos para la exhumación de los restos óseos de la fosa común del cementerio isleño. Trabajos para la exhumación de los restos óseos de la fosa común del cementerio isleño.

Trabajos para la exhumación de los restos óseos de la fosa común del cementerio isleño. / ayuntamiento san fernando

Los primeros trabajos para la exhumación de los cuerpos de los represaliados del franquismo enterrados en la fosa común del cementerio municipal de San Fernando comenzaron este miércoles tras la autorización del Ayuntamiento y la orden de la Junta por la que se daba luz verde a varias actuaciones de esta índole en cuatro provincias andaluzas.

El equipo técnico ha iniciado la intervención, que lleva dos días y que podría prolongarse hasta diciembre de 2017 -al menos hasta esa fecha se concede permiso por parte de la Concejalía de Desarrollo Urbano-, en las catas 4 y 5 de los siete sondeos arqueológicos que se ejecutaron en la primera fase de los trabajos, que se realizaron entre noviembre y diciembre del año pasado. Los profesionales, los mismos que ahora retoman la actuación, descubrieron entonces, con la ayuda de numerosos voluntarios, hasta 13 casquillos de un fusil mauser y de arma corta; y entre los restos oséos hasta cuatro cuerpos con "signos evidentes de represión". Dos estaban en la mencionada zanja 5. Se trata de la zona del patio del camposanto más próxima a la puerta de acceso a lo que era un cementario protestante, donde hasta hace unos meses un parterre indicaba la existencia de una fosa común. Era allí donde -según José Casado, el autor de Trigo Tronzado, que narra la represión- se arrojaban los cuerpos de las numerosas personas fusiladas en el año 36. "Lo que se denomina terror caliente", explicaba en una visita en diciembre a las actuaciones de la primera fase Miguel Ángel López Moreno, encargado de la investigación previa que había servido como base para el proyecto de localización de los cuerpos. En el cementerio isleño podrían estar enterradas hasta 217 personas represaliadas, apuntaba ese estudio inicial.

Las obras tienen la autorización de Desarrollo Urbano y el visto bueno de la Junta

Según la información que facilitó ayer el Ayuntamiento, la segunda fase del proyecto cuenta con un presupuesto de 17.990 euros, que sufraga la Administración regional, que ha estado pendiente del proyecto desde su Dirección General de Memoria Histórica. Con esa partida se paga a los profesionales contratados, estos son el director arqueólogo Jorge Cepillo; el antropólogo forense Juan Manuel Guijo y el antropólogo social Francisco Javier Pérez Guirao; el topógrafo Eugenio Olid Chastang y los técnicos auxiliares Félix Urra Ceballos, Susana Rodríguez Domínguez y María José Rodríguez Martín. También participará económicamente la Diputación Provincial, a través de su Servicio de Memoria Histórica y Democrática.

El trabajo de los profesionales se centrará en una extensión de 30 metros de largo por 4 de metros de ancho y 4 metros de profundidad. Para la continuación de las excavaciones dispondrán de los equipos e infraestructuras que el Consistorio aportará, ya sean materiales y herramientas o instalaciones en el cementerio donde se custodiarán los restos óseos que se recuperen antes de enviarlos a Granada para su identificación, a partir de un análisis genético.

Con esta actuación, destaca Eladio Asencio Barbacil, presidente de Amede, la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando, se podrá localizar la totalidad de los restos óseos. El representante de la entidad, que promueve esta actuación, junto a familiares de algunos de los represaliados agradece la implicación del Ayuntamiento por facilitar "todo lo que hemos necesitado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios