La playa de Camposoto encara la temporada de verano más complicada

  • La adjudicación del montaje de módulos y servicios, pendiente de una baja temeraria

Una de las pasarelas de acceso, donde es visible la pérdida de arena de la playa. Una de las pasarelas de acceso, donde es visible la pérdida de arena de la playa.

Una de las pasarelas de acceso, donde es visible la pérdida de arena de la playa. / román ríos

El montaje de la infraestructura playera con vistas a la próxima temporada de verano sigue el guión previsto a pesar de la incierta situación que han provocado los devastadores efectos de los temporales del pasado mes de marzo y del cambio radical que ha registrado el litoral isleño.

La mesa de contratación se reunió el pasado martes para proceder a la apertura de las ofertas presentadas durante el proceso de licitación que se inició, precisamente, justo tras el paso de la borrasca Emma. Fue, de hecho, el pasado 5 de marzo cuando se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) la correspondiente licitación de los trabajos con un presupuesto base de 173.974,63 euros (una cantidad similar a la del año pasado). Y la adjudicación de los trabajos está ahora pendiente de un nuevo trámite administrativo que tendrá que resolverse en los próximos días: que se acredite y justifique económicamente la baja temeraria de la empresa que inicialmente se ha propuesto para la adjudicación del contrato, que es lógicamente la propuesta más ventajosa para el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento espera que el contrato se resuelva en los próximos días

Eso demorará por unos días que se resuelva definitivamente la adjudicación del montaje (y posterior desmontaje) de los servicios de la playa, que de entrada se han planteado siguiendo el mismo modelo de los últimos años.

Eso sí, a nadie se le escapa que este año los preparativos para la temporada estival en la playa de Camposoto están rodeados de incógnitas dado el estado en el que quedó la playa. Pendiente de concretarse está todavía la intervención de Costas, si bien existe un compromiso explícito para actuar en todo el litoral que se ha visto afectado por el temporal. Desde el Ayuntamiento se espera así un importante aporte de arena -se ha calculado que hacen falta casi 300.000 metros cúbicos para recuperar el estado anterior- antes del verano como paso fundamental para conseguir la regeneración de la playa isleña. Eso facilitaría la puesta en marcha del montaje de módulos, duchas, pasarelas y otros servicios que se lleva a cabo cada año antes de dar el pistoletazo de salida a la temporada.

Entre las novedades que se barajaban para este contrato se contemplaba la apertura -imposible- para Semana Santa y de una "temporada baja" queincluiríalos fines de semana previos al 1 de junio, lo que también parece bastante complicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios