El Ayuntamiento retira 659 vehículos abandonados en lo que va de este año

La Policía Local ha retirado de la calle casi 700 vehículos abandonados en lo que va de año -659 para ser exactos-. Esta cifra supone un incremento del 77,69 por ciento en comparación con el balance de hace diez años, de 1997. O, dicho de otra forma, supone que cada día se retirarían dos coches o casi -en cifras, 1,80-.

Estos datos revelan que el servicio municipal de eliminación de vehículos en estado de dejadez, que se puso en marcha hace casi veinte años ya, ha experimentado un notable despegue y, lejos de existir una mayor concienciación ciudadana, cada vez es más frecuente que los isleños opten por abandonar el vehículo estacionado en la propia vía en vez de llevarlo a un concesionario o un desguace para deshacerse de él.

Al igual que cuando entró en funcionamiento el servicio, los automóviles siguen siendo el grupo más numeroso, con 343 en total. Pero en la actualidad les siguen mucho más de cerca los ciclomotores, que sumaron 248 a lo largo de 2007, lo que representa una diferencia de tan sólo 95 a estas alturas y un aumento enorme en los últimos años.

Aparte, la grúa se llevó también 36 camiones, 10 furgonetas, 11 motocicletas y 11 minimotos (que son las motos de pequeño tamaño que parecen de juguete).

No es tan fácil retirar un vehículo de la calle, a pesar de su evidente abandono. El detonante que sirve para emprender un largo y complicado proceso puede ser de dos tipos: una batida rutinaria del equipo de la Policía Local, o bien un requerimiento por parte de los Juzgados, algún vecino u otra instancia. La mayoría de veces ocurre esto último -450 casos de este tipo, frente a los 209 retirados por iniciativa de la propia Policía-. Así, no es de extrañar la importancia que se da a la concienciación ciudadana en este sentido, tanto para no desentenderse del coche porque sí como para denunciarlo si observamos algún caso de este tipo.

Por eso, el delegado municipal de Seguridad Ciudadana, Alfonso González Nantes, apela a la colaboración de los ciudadanos para poder efectuar de modo cada vez más eficiente esta prestación municipal: "Mi objetivo es reforzar el servicio porque, cuantos menos coches se retiren de la calle, significará que existe más concienciación de la gente a la hora de no abandonar el coche, por un lado, y también en cuanto a la interposición de denuncias a causa de este tipo de situaciones".

Tanto se tarda en completarse las gestiones que, aparte de los 659 vehículos que ya se ha llevado la grúa, existen hoy en día otros 117 casos en trámites, es decir, otros tantos vehículos abandonados para cuya eliminación ya se ha iniciado el proceso pero aún no ha concluido.

Lejos de contabilizarse cada vez menor número, en general el abandono de vehículos en la vía pública se ha extendido en los últimos años. Prueba de ello, este año se han registrado casi 80 vehículos retirados más que hace cinco años y medio millar más que hace una década.

Esta tendencia crece a pesar de que también lo ha hecho la dureza de las sanciones en cumplimiento de la Ley 7/1994 de Protección Ambiental de Andalucía, que empezó a considerar a los vehículos abandonados como residuos urbanos. El Ayuntamiento de San Fernando, en concreto, empezó esta campaña a principios del año 2002 y, a finales de este mismo año, comenzó a imponer las primeras multas.

Los motivos que conducen a alguien a abandonar en plena vía a su coche o moto sin haberle dado de baja en Tráfico previamente ni retirarlo, son diversos. Pero la comodidad se impone en la mayoría de ocasiones, teniendo en cuenta que con la desaparición de muchas chatarrerías se hizo mucho más difícil encontrar un sitio al que recurrir para deshacerse del viejo automóvil o furgoneta. Aunque las cuantiosas sanciones que se derivan de esta actuación deberían ayudar a convencer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios