Los árboles como sumideros

En Andalucía, varios grupos de investigación desarrollan trabajos para retener o almacenar elCO2 que se emite a la atmósfera. Uno de ellos es el que dirige Manuel Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla. Ya fue galardonado en 2006 por la Agencia Andaluza de la Energía por su trabajo sobre la absorción del dióxido de carbono por parte de los árboles de las ciudades. Ya se sabe que un naranjo es capaz de contrarrestar a diario el dióxido emitido por 792 coches y que unamelia puede hacer lo mismo con el gas de 1037 coches. El grupo también está centrado en el diseño de las llamadas carretera de balance cero. Se trata de ver cuánta vegetación se necesita, si no para absorber todo el C02, algo muy complicado, sí para llegar al 40%. Ello supondría, según Figueroa, cambiar algo el modelo  previsto para las carreteras, ya sea mediante taludes más grandes, ampliando las rotondas, etc. Otro acuerdo Medio Ambiente les permitirá cartografíar la arboleda urbana de las ciudades andaluzas y elaborar un catálogo de sumideros de suelo. U último proyecto, en colaboración con Xavier Niell, de la Universidad de Málaga, analizará la potencialidad en este sentido de las zonas de marisma. Medio Ambiente, por otro lado, tiene en sus planes reforestar hasta medio millón de hectáreas. Hay que tener en cuenta que uno de los grandes emisores de C02 son los incendios, pues su efecto es doble: sueltan dióxido por la combustión y eliminan un sumidero para su almacenamiento.

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios