PREPARATIVOS

Vestuarios muy distintos para dos pruebas en las antípodas térmicas

Comentarios 1

Fernández-Agüera no irá vestido de la misma forma en el Sahara y en el norte de Canadá. Al Marathon des Sables irá con lo puesto: ropa térmica ultraligera, gafas de sol, gorra y un protector del cuello. Para las noches más frescas puede llevar abrigo, pero debe de tener en cuenta que mientras más carga lleve menos cómoda será su andadura. En Yukon, sin embargo, el frío polar aconseja varias capas de ropa. Así, una malla térmica especial “de interior” constituye el primer estrato y otra malla más se coloca por encima. Agüera usa dos tipos de chaquetones, uno de ellos muy pesado para cuando la situación es insoportable; y cuatro tipo de guantes, aunque no se los coloca todos a la vez. Su mano, en ese caso, sería inmanejable. Así, para ingerir los alimentos, siempre pegados a su cuerpo, debe de maniobrar en menos de medio minuto, ya que de lo contrario se quedará literalmente congelado. Toma, por eso, una especie de leche condensada muy rica en hidratos de carbono. Para su proyecto SYR Eduardo Fernández-Agüera cuenta con el apoyo de la Consejería de Turismo y Deporte, del Ayuntamiento de Coria, de la firma Coronel Tapiocca, de la empresa agroalimentaria Agricassamo, de Formulaciones Infisport, empresa especializada en nutrición deportiva, de la tienda de deportes Running Way y del portal de humor elRellano.com. Más información del proyecto en www.eduardofernandez.eu.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios