La familia de las víctimas del tiroteo niega un ajuste de cuentas y apunta al robo

La familia de la mujer de 20 años fallecida hoy en uno de los dos tiroteos niega que haya sido un ajuste de cuentas, como sospecha la Policía, y afirma que creen que se ha tratado de un robo.

Fuentes de la familia han asegurado que creen que el móvil ha sido el robo porque, antes del tiroteo, los presuntos autores, dos jóvenes que huyeron en un vehículo de color oscuro, entraron en otra vivienda familiar -que estaba vacía en ese momento porque sus moradores estaban en la verbena que celebra El Marquesado- y robaron "3.000 euros y todas las joyas".

Según la familia, las víctimas "se despertaron después de escuchar mucho ruido" y vieron a dos jóvenes que les encañonaron "desde muy cerca, a bocajarro", dispararon y huyeron en un coche.

Las fuentes han insistido en que creen que el móvil es el robo porque, antes del tiroteo, los presuntos autores robaron en otra vivienda familiar, que estaba desocupada y situada cerca de donde vive el hombre herido con un disparo en la pierna, además de que han elegido las zonas "más oscuras y apartadas" de estos núcleos rurales del término de Puerto Real.

La joven fallecida tenía un bebé de unos 2 meses, según las fuentes familiares, que han añadido que el hombre de 48 años herido en el primer tiroteo que se produjo en la otra vivienda, en el carril Colibrí, es vecino de un familiar de las personas tiroteadas en la otra casa, conocido de ellos y con quien mantienen un buen trato.

El estado de los heridos, por cada uno de los casos, comienza por la madre al tratarse de la persona que mayores riesgos presenta. Esta mujer de 65 años sufre un impacto de arma de fuego en pleno abdomen y ha sido intervenida de urgencia en el citado hospital, donde actualmente afronta el despertar de la anestesia inyectada para tal operación. Manuel S.G., residente en el carril Colibrí y herido en su vivienda poco antes del tiroteo del carril Zurraque, sufre perdigonazos en un muslo y en el tórax y se recupera en el área de Trauma, donde podría recibir el alta médica el lunes según informaban fuentes familiares.

El joven de 22 años hermano de T.L.A. sufre heridas múltiples por impactos de perdigón en buena parte de su fisonomía, pero al igual que Manuel S.G. se encuentra "menos grave" pese a estar a la espera de ser intervenido quirúrgicamente a lo largo de la tarde. En cuanto al menor de edad, presentaba heridas de perdigón de carácter leve, por lo que fue dado de alta médica a lo largo de la madrugada después de los correspondientes cuidados.

La Policía Nacional sigue peinando el término municipal de Puerto Real a la búsqueda de los dos jóvenes que irrumpieron en la citada vivienda del carril Zurraque disparando contra todos sus moradores, toda vez que no se ha esclarecido si existe algún vinculo entre los disparos efectuados contra Manuel S.G. y los que han acabado con la vida de la joven T.L.A., que hace pocos meses había sido madre de una niña. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios