El buzón

Madrid, esa gran ciudad que, liberada del compromiso de ser capital de algo, ha acabado siendo una privilegiada capital de sí misma.