El primer 'serial killer' ciego

Es Capitán de las sardinas, y es sencillamente hilarante. No se acierta a saber si la novela es una parodia de las docenas de títulos que se publican todas las semanas sobre asesinos en serie -y no digamos ya de películas- o si a Manuel Manzano se le fue la sesera. La novela relata el primer caso de asesino en serie ciego de la Historia y recuerda a lo mejor de Eduardo Mendoza, aunque más ácida, grotesca y rápida que las del escritor catalán, aunque Manuel Manzano también coloca a Barcelona en el escenario de este extraño personaje que comienza matando a su madre, cortándola en trocitos y dándosela de comer a Tamagochi, su perrito faldero. Los problemas llegan cuando el invidente, que se hace el vidente para no ser reconocido, se da cuenta de que no sabe cómo inyectarse la insulina sin que le ayude su pobre madre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios