"El poeta tiene que interpretar lo que otras personas no interpretan"

  • La poetisa jerezana Pilar Paz Pasamar publicará la edición de sus obras completas, que preparan las profesoras universitarias Ana Sofía Pérez-Bustamante y María del Mar López Cabrales

La actividad literaria de Pilar Paz Pasamar (Jerez, 1933) continúa siendo activa y fructífera. Estudios críticos sobre su obra, inclusión de sus poemas, algunos de ellos inéditos, en distintas antologías y, sobre todo, la preparación de sus obras completas en dos tomos -uno dedicado a la prosa y otro al verso- centran en este año 2011 una carrera que la poetisa, afincada en Cádiz desde 1957, mantiene con vida gracias a sus colaboraciones periodísticas, su participación en tertulias y recitales poéticos y la creación de poemas nuevos: "Sigo escribiendo, no se puede parar. El poeta tiene que interpretar lo que otras personas no interpretan, el poeta da una visión de la vida diferente".

Ana Sofía Pérez-Bustamante, profesora de la Universidad de Cádiz, y María del Mar López Cabrales, docente gaditana en la State University de Colorado, están trabajando junto a la propia Pilar Paz en la confección de las obras completas, una labor compleja y profunda que tratará de reunir toda la producción literaria de Paz Pasamar comprendida entre los años 1947 y 2011, tanto en poesía como en prosa: sus libros de poemas y los cuentos, artículos periodísticos o ensayos, que casi todos los palos literarios ha tocado esta creadora jerezana que empezó en la poesía de una manera "tempranísima", como dice ella misma cuando recuerda cómo redactaba sus primeras creaciones cuando era alumna de las Carmelitas en Jerez y enviaba colaboraciones al periódico local Ayer: "Descubrí muy pronto que la palabra tenía sonoridad, música, que encajaban unas con otras".

Y después de tantos años, de aquel siempre recordado reconocimiento que de su poesía hizo Juan Ramón Jiménez, Pilar Paz pretende recopilar su vida, sus encajadas palabras sonoras y musicales que le han valido varios premios, desde el accésit logrado en el Adonais en 1953 -cuando triunfó Claudio Rodríguez con Don de la ebriedad-, hasta el último galardón concedido por el programa 'El Público' de Canal Sur por su hasta ahora último poemario, Los niños interiores, editado en 2008 por Calambur.

Pilar Paz sigue escribiendo, continúa enlazando palabras y sonoridades en el convencimiento de que un poeta debe "interpretar lo que otros no interpretan, dar una visión de la vida diferente". La poetisa jerezana destaca que escribir es para ella "una vocación", que por eso no puede parar y que el mayor premio que puede recibir es que la lean, que reconozcan su obra.

Una obra que no se encuentra paralizada, sino que Pilar Paz nutre con nuevos poemas, como el inédito que se ha publicado este año en el primer número de Áurea, revista del Ateneo de Madrid donde se puede leer el poema titulado Puse tu nombre sobre la tapa de la caja. En él, Paz Pasamar recupera sus recuerdos de Juan Ramón y rememora una caja de música que Zenobia, su esposa, dejó al morir y sobre la que el poeta onubense marcó con rabia la letras 'Z' con un abrecartas. Esa cajita de música evocada ahora por Pilar Paz se puede contemplar en un museo de Puerto Rico.

Este año también han aparecido poemas de Pilar Paz en otras publicaciones, como el libro Trato preferente, publicado por Ediciones Sial y dirigido por Balbina Prior, quien ha subtitulado su volumen Voces esenciales de la poesía actual en español y ha escogido poemas de Pilar Paz de libros como Mara, Los buenos días o Los niños interiores. O la antología Y habré vivido, editada por la Diputación de Málaga y que también incluye versos de la jerezana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios