"Tres pinceladas" para saber más de Cádiz y de su gente en el siglo XIX

  • El Centro Reina Sofía acoge la presentación de la edición facsímil de la obra 'Cádiz en la Guerra de la Independencia', de Adolfo de Castro · El original fue cedido por Emilio Beltrami al Ayuntamiento

"El libro presente no se asemeja a otro alguno, ni por el asunto, ni por el desempeño", recoge la introducción de la obra Cádiz en la Guerra de la Independencia, escrita por Adolfo de Castro por encargo, para ofrecérsela a la Reina Isabel en su visita a Cádiz, y editada por Revista Médica en esta ciudad en septiembre de 1862.

El Centro Cultural Reina Sofía de la capital gaditana acogió ayer la presentación de la edición facsímil de este volumen, que ha sido editada por Ingrasa -sucesora de aquella Revista Médica- para que el Ayuntamiento de Cádiz lo pueda utilizar como regalo institucional. Según indicó la alcaldesa, Teófila Martínez, esta publicación "ha sido posible gracias a la generosidad de Emilio Beltrami de Grado", quien donó al consistorio el original.

El asesor municipal para el Bicentenario de la Constitución de 1812, Enrique García Agulló, comentó a los presentes el contenido del libro "como lector para lectores", ya que confesó no ser experto en la materia, sino un "apasionado de todo lo que de Cádiz se escribe y se edita".

García Agulló explicó que la obra "recoge tres pinceladas de la historia de la ciudad en el siglo XIX". Comienza "con una entrada en situación", en los años 1808 y 1809; la parte central del libro, prácticamente todo su cuerpo, trata sobre el Cádiz de 1812, y el Apéndice recoge "una semblanza de personajes y personalidades que están en aquella época en la ciudad, una guía fantástica de edificios que fueron importantes, de instituciones y personas que también lo fueron en la vida del Cádiz de 1812". Termina con dos planos desplegables, uno que ilustra la situación de Cádiz en la Bahía y otro con el casco viejo de la ciudad, del que el asesor para el Bicentenario destacó lo poco que había cambiado desde entonces hasta ahora. El Apéndice también presenta una página del Diario Mercantil del 19 de marzo de 1812 y algunas "letrillas" alusivas al rey José I, al que ser refieren en ciertos fragmentos como Pepe Botella.

"El libro es una maravilla. Es el Cádiz de 1812, un Cádiz rico, lleno de actividad política y cultural", resumió García Agulló. Destacó que la edición facsímil "ha quedado espléndida" e invitó a los presentes a leerla.

También contó que gracias a la amistad que le unía con Emilio Beltrami "surgió la idea de que de su riquísima biblioteca de temas gaditanos pudiéramos obtener de cara al Bicentenario una serie de libros y trabajos que pudiéramos poner a disposición de estudiosos e investigadores", y una de ellas era el original de Cádiz en la Guerra de la Independencia, de Adolfo de Castro.

Durante el acto, la alcaldesa llamó al director comercial de Ingrasa, José Aguilera, que se encontraba entre el público, para que explicara "lo que ha costado hacer este libro de forma que se pareciera lo máximo posible al original".

Aguilera contó el "reto" que había supuesto esta edición, desde el momento en el que le propusieron hacerla. Lo primero fue encontrar un papel interior de alta calidad, para lo que se recorrieron prácticamente todos los catálogos del mercado hasta encontrar el que se adecuaba a sus exigencias. Después realizaron una preimpresión. "Para evitar pasos intermedios, se digitalizó el original a alta resolución para posteriormente realizar el retoque con el fin de eliminar en lo posible los desperfectos". Se utilizó el sistema de impresión offset, por ser el menos agresivo para el papel. Y por último la encuadernación, con tapas rígidas. Para el forrado eligieron una tela de calidad de raso y para encontrar el color, "nuevamente tuvimos que recorrer la totalidad de los catálogos del mercado". La estampacion de los motivos y textos se ha hecho en lámina oro y negra termotransferible, encomendándose el acabado a una encuadernación semi-artesanal de Córdoba. El libro lleva una sobrecubierta plastificada en mate para su protección.

"El resultado es un libro facsímil de alta calidad con el que estamos muy satisfechos y que ha merecido la felicitación de nuestro cliente, cosa que agradezco porque hoy nadie llama para dar alegrías. Me encanta que os guste", concluyó Aguilera.

La edición de este volumen se enmarca dentro de las actividades que se han estado celebrando este año para la conmemoración del bicentenario de la Guerra de la Independencia. En el acto estaban también presentes la viuda de Beltrami, María José Medina Sánchez, y su hijo Emilio, a quienes la alcaldesa les entregó algunos ejemplares de esta edición facsímil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios