Las personas libro contagian a los gaditanos de su pasión lectora

  • Estos amantes de la literatura salieron ayer a la calle para celebrar el Día de la Lectura en Andalucía, compartiendo sus fragmentos favoritos con los transeúntes

"Cuéntame un cuento -te digo. -¿Cómo lo quieres? -Cuéntame un cuento que no le hayas contado a nadie". Así comienza Cuentos de Eva Luna de Isabel Allende, con un guiño cómplice al personaje de Scheherazade en Las mil y una noches, uno de los libros favoritos de la autora.

Como ella, cada lector tiene un fragmento secreto que en su momento, le sirvió para aliviar dolores, para comprender el mundo o simplemente se ha convertido en un espejo donde se mira de vez en cuando, cada vez que se acerca nostálgico a desempolvar el volumen de alguna estantería.

"Son palabras imprescindibles, como los amigos", comenta Antonio Rodríguez , el responsable pedagógico de La mirada que respira, un curso formativo pensado para enseñar a las personas libro que han recorrido hoy las calles de la capital gaditana.

Gema, una de las voluntarias que prestan su voz a esta lectura urbana cuenta que para ser persona libro, "sólo necesitas tener un par de razones". Ella tiene tres: "En primer lugar me parece una iniciativa preciosa, además hay fragmentos que merecen ser compartidos con los demás, pero sobre todo, es que esto es como Abrazos Gratis, lo que se siente cuando lo haces, es impagable" .

Este es el segundo año consecutivo que la gaditana se lanza a la calle a recitar joyas de la literatura para quien las quiera escuchar. "El año pasado, por el Día de la Lectura en Andalucía, leí un fragmento de El Principito y esta vez voy a atreverme con el comienzo de Ensayo sobre la ceguera, ¡espero acordarme de todo!", dice nerviosa antes de su intervención.

Ayer estos voluntarios llevaron las palabras de Alberti, Eduardo Galeano, Saramago y Carmen Ruiz Fleta a librerías, hospitales y bibliotecas de Cádiz. Pero aquí no acaba todo, la iniciativa se expandirá en los próximos días a Málaga, Granada, Almería, Córdoba, Jaén, Sevilla y Huelva. Las personas libro ocuparán Andalucía provocando la curiosidad por los libros en todo el que tenga oídos.

Cuatrocientos cincuenta y un grados en la escala Fahrenheit es la temperatura a la que arde el papel, de ahí el título de la obra futurista de Ray Bradbury, que da nombre a esta iniciativa para el fomento de la lectura que ha organizado la Junta.

El libro dibuja un mundo en el que los libros están prohibidos y unos pocos rebeldes plantan cara a este veto huyendo memorizando volúmenes enteros.

En esta ficción novelada se basa la acción de las personas libro que defienden la importancia de la lectura en una sociedad que se ha rendido al pensamiento homogéneo. Uno de los impulsores de la iniciativa, Antonio Rodríguez, mantiene que "en algunas sociedades aún se censuran ciertas lecturas y nosotros tenemos una libertad que no valoramos. Quizás necesitemos que sea fruto prohibido".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios