La obra de José Guerrero ya tiene catálogo razonado

  • Inés Vallejo y Francisco Baena documentan 1.500 trabajos

Comentarios 2

José Guerrero fue un artista más complejo, más poliédrico y experimental de lo que hasta ahora se había pensado. La espontaneidad que se le atribuyó en su etapa más conocida, la que arranca en los años ochenta, no fue tal. Además, su creación fue mucho más diversa, tal y como revela el Catálogo Razonado (1931-1991) sobre su obra, editado conjuntamente por el Centro José Guerrero de la Diputación de Granada y Telefónica S.A.

En dos volúmenes se reúne toda la obra original de José Guerrero (Granada, 1914-Barcelona, 1991) localizada hasta finales de 2007, si bien el catálogo tiene un carácter abierto (el pasado jueves se localizaron seis obras más). En total, se incluyen casi 1.500 trabajos del autor granadino, repartidos sobre todo por Europa y Estados Unidos.

Realizadas en su gran mayoría sobre lienzo o papel, las obras son reproducidas en este primer catálogo, acompañadas de su correspondiente ficha catalográfica y precedidas por una serie de estudios críticos entre los que destacan el análisis de Sereg Ghiobaut y un ensayo de Juan Antonio Ramírez.

Todo ello es fruto de una investigación iniciada hace siete años por la dirección del Centro José Guerrero y desarrollado tanto por personal del museo dependiente de la Diputación Provincial como por los investigadores Inés Vallejo y Francisco Baena, quienes han estudiado minuciosamente diferentes archivos de Washington, Nueva York, Madrid o Granada. Como explica Inés Vallejo, para localizar las obras se ha llevado a cabo una intensa búsqueda mediante anuncios en medios españoles y extranjeros, fundamentalmente en revistas de arte, y contactando con galerías y casas de subastas de Europa y Estados Unidos.

Este trabajo constata que la obra de Guerrero se localiza actualmente en más de 80 instituciones de España y el extranjero, algunas en lugares tan recónditos como Alaska, repartidas fundamentalmente en el Museo de Arte Moderno y el Metropolitan de Nueva York, el British Museum; el Reina Sofía de Madrid, el Patio Herreriano de Valladolid y el Centro José Guerrero de Granada, que dirige Yolanda Romero.

Según Romero, uno de los primeros aspectos que contribuye a poner de relieve este trabajo es una serie de obras extraidas del archivo personal del autor, de los años 50 y 60, que muestran "un trabajo inicial de Guerrero muy innovador, muy experimental". En aquellos momentos, recién llegado a Nueva York, desarrolló su producción artística en tres direcciones complementarias: la del grabado, la de sus investigaciones con silicatos y los óleos sobre lienzo. Guerrero trasladaba de forma mimética los trabajos sobre papel a otros soportes más complejos como paneles de cemento, ladrillo, uralita, pizarra, telas, alambres, hierros o clavos. El artista los denominaba "frescos portátiles".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios