El nuevo disco de U2, pirateado

  • La gira europea de los irlandeses se iniciará en Barcelona y podría recalar en Sevilla

El esperado nuevo álbum de la banda irlandesa U2, duodécimo de su carrera y primero en cinco años, nace con controversia. Nada mejor para estos tiempos de crisis y pirateo. El grupo liderado por Bono, cuyos componentes ya alcanzaron los cincuenta años de edad, estrenan trabajo con el enemigo en casa. Así se deduce de la traición sufrida en internet, donde el disco ha permanecido durante varias semanas a disposición de los internautas. Atribuyen a la discográfica Universal la filtración de No line on the horizon, que se editó oficialmente ayer. Ya hay colas en Dublín. Los más fanáticos ya conocen al dedillo el disco merced a un portal australiano de venta de música digital, curiosamente propiedad de la misma Universal, que despachó la obra y la propagó por el espacio cibernético.

Así las cosas, el disco se ha podido escuchar completo en diversas páginas de internet, muchas de sus composiciones han sonado ya en un concierto sorpresa ofrecido por la banda en Londres, bajo los auspicios de la incansable BBC.

El flamante disco será lanzado en cinco formatos diferentes, novedosa estrategia comercial para atraer a los usuarios. Mientras crece el pirateo oficial, los periodistas especializados han tenido que contentarse con asistir a una audición privada en los locales de la discográfica, previa entrega en la puerta de móviles, abrigos y maletines.

El disco cuenta con la producción de Brian Eno, Daniel Lanois y Steve Lilywhite. Los temas grabados con Rick Rubin no aparecerán, finalmente, pero quién sabe si no se trata de otro maniobra comercial para vender otro disco con posterioridad. Cuentan que el primer single, Get on your boots, suena muy potente, con riffs que recuerdan a la primera época de la banda y trucos electrónicos experimentales a través de la nueva guitarra high tech de The Edge. Con cierto eclecticismo, rock guitarrero, ambientes etéreos, minimalismo o detalles orquestales, U2 pretende reconciliarse con sus admiradores, que no quedaron demasiado satisfechos de los dos últimos discos del grupo, que además presentará en breve la banda sonora del musical Spiderman.

Aunque las fechas oficiales de la gira de presentación no se han confirmado, y continúan sujetas a negociaciones y rumores, se da por hecho que el tour se iniciará en Barcelona, en el estadio Nou Camp, los días 29 y 30 de junio, e insisten sobre la posibilidad de que la banda, acaso la más influyente de los años ochenta, ofrezca una actuación en el estadio de La Cartuja de Sevilla, el día 3 de julio. Si se ratificase tal extremo, en la capital hispalense actuarían de una tacada U2, Depeche Mode y Bruce Springsteen, al comienzo del verano. Antes, no lo olvidemos, vendrán los sensaciones Wilco a Sevilla y Málaga. Aseguran, no obstante, que en caso de que Sevilla no obtuviese el suculento contrato con U2, el grupo se comprometería a venir a Andalucía en la gira de 2010.

ealcina.blogspot.com

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios