Los míticos Posies vuelven a las andadas en el Aulario La Bomba

  • La influyente banda americana actúa esta noche, quince años después de su mayor éxito · El grupo está realizando una minigira por España en locales de aforo reducido, en contacto con el público

El pop-rock contagioso y salvaje de Posies, la influyente banda estadounidense que cumple veinte años de vida, colmará de aromas de los años noventa el Aulario de La Bomba, en Cádiz. Esta noche, a partir de las diez, segunda etapa del Open Provincia 2012, serie de conciertos promovidos por la Oficina del Bicentenario y la Universidad gaditana que partió en septiembre con el recital de Vic Chesnut y Rick Castro. El programa, inesperado por su calidad, y para colmo de entrada gratuita, continuará el 22 de octubre con los míticos Lemonheads, y se cerrará el 1 de diciembre con los líderes de Jayhawks, Mark Olson y Gary Louris. Diversas maneras de entender pop, rock y folklore norteamericano. La muestra de esta noche, Posies en estado puro, promete sensaciones variadas, distorsión y juegos vocales, guitarreo y gusto por la melodía, de acuerdo con la versatilidad de los fundadores del grupo, Ken Stringfellow y Jon Auer, que vuelven a las andadas.

Posies resucitan, a lo largo de una minigira hispana por locales de reducidos aforos, en contacto con el público, y cuyo concierto de esta noche constituye su única parada en Andalucía, su álbum de mayor eco popular, Frosting on the beater, considerada pieza maestra de los 90. Quince años después de su edición, la banda lo recupera completo en directo, junto a una docena de clásicos de su carrera. El disco coincidió en tiempo y espacio con la efervescencia del grunge, personalizado en primer plano por Nirvana, no en vano los Posies nacieron muy cerca de Seattle, la capital que reinventó el punk rock tres lustros atrás. Pero los Posies, aunque ensuciaron su estilo, nunca cayeron en el mimetismo generacional y fueron mucho más que un grupo de pop, punk. Cuentan las crónicas que hoy en día mantienen el pulso rocanrolero, aunque no tanto su poderío vocal, y que luce en todo su esplendor su amplia paleta de tonalidades sonoras. Pura pasión por el ritmo, amalgama de géneros en perfecta comunión.

Los Posies no traen disco nuevo, pues su reaparición en la industria musical data ya de 2005, con el álbum Every kind of light, pero renuevan su pasión por el power-pop que tanto influyó a los músicos "alternativos" de medio planeta en la última década. Brillantes discursos vocales, guitarras punzantes en constante movimiento, ritmos feroces o melodramáticos, guiños a estilos tan dispares como el punk y el folk, banda sonora del fin del siglo pasado, una propuesta que ellos mismos han calificado como "más etérea y onírica" que el árido, indomable y enérgico grunge. Los Posies nunca encajaron en las etiquetas de la época, pese a su amor por la distorsión en directo y las piezas redondas en estudio.

Actualmente los creadores de la banda viven en París, aseguran que sólo volverían a Estados Unidos de ganar Obama las elecciones presidenciales, y Ken Stringfellow colabora a menudo, desde hace una década, en las giras de los REM. También ha participado en Big Star o Minus5, reyes del power pop y superbanda del country alternativo yanqui, respectivamente. Y tras unos años de aventuras en solitario y demás, Posies vuelven con su aclamada colección de canciones, retrato de la generación equis aquella. Curiosamente, los discos que abrieron y cerraron la carrera del grupo, antes del retorno de 2005, se titularon Fracaso y Éxito.

El grunge con más veras de Lemonheads y el country rock alternativo de Olson y Louris, más cercano por el hecho de que éste reside buena parte del año en El Puerto, cerrarán el Open Provincia 2012 -vaya nombrecito para un ciclo de rock, ni que viniera Nadal a cantar-, en un otoño de penosa sequía rockera, pero el Campus Rock de la UCA aún ofrecerá alguna sorpresa más: los encantadores Stacey Earle y Mark Stuart, que ya cantaron hace años en La Bomba, actuarán en Algeciras, el 21 de octubre, junto al sensacional Jason Ringenberg, y el genial Damien Jurado, otra figura de renombre del entorno de Seattle, el 20 de noviembre en el Teatro Principal de Puerto Real. La América profunda y renovada, entre dos aguas, a medio camino entre las Bahías de la luz. Cádiz es Seattle con más balaustradas y menos camisas de cuadros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios