Dos miradas distintas para hacer un 'Recorrido por la piel'

  • La sala Gh40 exhibe una muestra conjunta que, sobre el cuerpo desnudo de la mujer, protagonizan los artistas José Antonio Navalón y Antonia Jaén

Comentarios 1

El simbolismo mágico se cruza en el camino con el expresionismo más abstracto para llegar al mismo destino, al que bajo dos miradas bien distintas ofrecen Antonia Jaén y José Antonio Navalón del lenguaje del cuerpo. Una singular simbiosis que bajo el título Recorrido por lapiel se inauguró el pasado sábado en la sala Gh40 de San Fernando.

"Se trata de una propuesta estética en la que dos artistas estamos embarcados en la idea de que la pintura se sirve de distintos estilos para contar lo mismo", afirma José Antonio Navalón. "Concretamente consiste en relatar una zona interior de misterio o emoción y plasmarlo en el lienzo", añade.

Es así como Antonia Jaén y el propio Navalón recorren el cuerpo humano, el de la mujer, bajo dos perspectivas distintas. Por su parte, Jaén asevera que "en mis desnudos, prima el sentimiento, un sentimiento de amor, desamor, tranquilidad, desasosiego... que traslado a la modelo y luego traduzco al lienzo". Concretamente "un sentimiento de lo cotidiano, el que te transmite la vida", confiesa.

En sus obras, un total de quince, las mismas que aporta Navalón a la muestra, llama la atención la ausencia de la cabeza de la mujer retratada. "Pretendo que mis piezas carezcan de pensamiento, porque no hay razón en el desnudo. Quiero que el público que observe mi obra no entre a valorar si es bonita o no, sólo persigo el diálogo con el cuerpo, no con la cabeza parlante", señala Antonia Jaén.

En la otra vertiente se muestra José Antonio Navalón, que hace este recorrido "con sorpresa, respeto y color, en un ámbito en el que todo es posible, porque cuando atraviesas un lugar y te atreves a pasar la frontera se abre un mundo lleno de sugerencias", dice.

Para Navalón el cuerpo de la mujer, en el que lleva trabajando desde los años ochenta, "es un templo de creación lleno de sensualidad, que emite algo mágico, una especie de energía desconocida y misteriosa". Una línea de trabajo que ha retomado con fuerza desde su último encuentro con Courbet en la Feria de Arte Contemporáneo de Japón. Ahora, sus proyectos futuros pasan por Nueva York y la exposición de su obra en el norte de España, en la galería Arteko, en San Sebastián. Por su parte, Antonia Jaén participará en unos días en un simposio de arte en Alemania, como única artista española invitada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios