"Me merezco la medalla porque llevo cincuenta años cotizando"

  • La actriz Concha Velasco recibió ayer en Barcelona la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, justo antes de la interpretación de la obra 'La vida por delante'

Emocionada por la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo que recibió anoche, la actriz Concha Velasco considera que se merece esa medalla porque: "llevo cincuenta años cotizando a la Seguridad Social, sin haber parado nunca".

"Se podría decir que he tenido suerte al haber tenido trabajo, pero yo, si no lo tengo, lo busco, soy capaz de montarme un monólogo en el paseo de Gracia y después pasar la pandereta", añadió la intérprete.

Velasco recibó el galardón de manos del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, en el lugar en donde trabaja actualmente, el Teatro Goya de Barcelona, y lo hizo en "ropa de trabajo", la que viste Madame Rose, el personaje que interpreta sobre las tablas, una ex prostituta judía en el ocaso de su vida.

La actriz estaba "contenta", primero por recibir el premio, que engrosará el cómputo de galardones que ha recibido en su vida profesional, e "ilusionada" por el hecho de que el ministro Corbacho haya decidido entregárselo en el escenario del Teatro Goya, vestida de Madame Rosa.

Madame Rosa, la protagonista de La vida por delante -una obra de Romain Gary que Velasco recrea en las tablas dirigida por Josep Maria Pou-, "también se lo merece" (el premio) porque ella es una ex prostituta judía torturada en Auschwitz y que ha dedicado toda su vida a cuidar de niños de prostitutas de todas las razas y religiones sin cuestionar a qué raza o religión pertenecen".

Velasco salió al escenario a recoger su medalla, poco antes de que empezara la función de anoche, vestida de Madame Rosa porque: "no me da tiempo de salir vestida de Concha Velasco, salgo de Madame Rosa y así lo comparto con ella".

Antes del acto, la actriz dijo que no quería que la entrega se convirtiera en "un acto grande", sino que, tras recibir la medalla, le gustaría "hacer la mejor representación de todas las de La vida por delante" y llevan casi cien, recuerda.

"Cuando me llamó el ministro Corbacho y me anunció que me había propuesto para la medalla, estaba rodando la serie televisiva Herederos y me puse como loca, se lo comuniqué a todos mis compañeros".

La actriz, que cumplirá 70 años el próximo mes de noviembre de este año 2009, no quiere que le pongan las medallas a título póstumo. Ha escrito una lista de las cosas que quiere que le pongan en su ataúd y la medalla al mérito al trabajo es una de ellas.

"Corbacho-señaló Velasco- me propuso una entrega de la medalla en Madrid, cuando yo fuera, pero como vamos a estar en el Goya de Barcelona hasta agosto, ha decidido entregármela aquí y yo he decidido recibirla en mi lugar de trabajo".

La felicidad profesional que desprende Velasco por los cuatro costados se complementa con la alegría de su familia, que la acompañó anoche, ya que su nieto cumplía ayer siete meses y también había viajado con sus padres a Barcelona y "ya no se puede ser más feliz", subraya.

"Mis hijos me quieren, y como no me han dado un Goya, ya que siempre quedo finalista, mis hijos me han dado el Oscar a la mejor madre -continuó la actriz- y eso que saben el carácter tremendo que tengo, todo se lo debo al público".

Velasco recordó que cumplirá 70 años en noviembre, en las tablas catalanas, concretamente en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) en donde iniciará una espectacular gira por todo el territorio español.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios