El malagueño Antonio Montes obtiene el premio Café Gijón

  • 'El grito' será la primera novela que vea publicada su autor, que trabaja como asesor de empresas. El galardón literario está dotado con 30.000 euros

El economista y escritor malagueño Antonio Montes se hizo ayer con el Premio de Novela Café Gijón, dotado con 30.000 euros, con El grito, una obra que transcurre en un velatorio de un pueblo pequeño y en la que el autor demuestra su capacidad para crear "una rica galería de personajes".

El jurado, presidido por Rosa Regás, premió por mayoría esta obra en la que su autor, de 30 años, "construye una novela con doble trama y sorpresivo final que aúna pasado y presente", afirma el acta del fallo. En el transcurso de unas pocas horas desfilan por el velatorio numerosos personajes que "cobran vida por medio de voces y tiempos entrecruzados, trazando el retrato de todo un pueblo", afirmó Rosa Regás al hacer público el fallo del jurado en el emblemático café madrileño que da nombre al premio.

El grito es la primera novela que verá editada Antonio Montes (Montejaque, Málaga, 1980), que tiene otras sin publicar y que ha ganado también algún concurso de poesía, según contaba hoy él mismo en el Café Gijón, en presencia del jurado, de la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, y de Ofelia Grande, directora de la editorial Siruela, encargada de editar la novela.

Montes, que trabaja como asesor de empresas en Marbella (Málaga), se mostró "encantado" con el premio y confesó que anoche, cuando lo llamó Rosa Regás para decirle que había ganado, no se lo creía.

La novela, según contó su autor, refleja una situación "un poco claustrofóbica" porque transcurre "en poco tiempo y en un espacio reducido". Al principio de El grito fallece una anciana y, a partir de ahí, desfilan por la casa del pueblo familiares y vecinos cuyos amores, odios y envidias van saliendo a relucir a medida que avanza la trama.

José María Guelbenzu, también miembro del jurado, destacó "el oído estupendo" que tiene Montes para "reproducir hablas y caracterizar personajes" y elogió también la capacidad del autor para "cruzar voces" y darle dinamismo a la novela.

A preguntas de los periodistas, Antonio Montes aludió a algunos de los escritores que más le han influido y entre ellos mencionó a Faulkner, Steinbeck, Cela, Matute y Saramago, novelista este último al que rinde un pequeño homenaje en la novela ganadora.

Y es que en El grito (el título no tiene nada que ver con el famoso cuadro de Edvard Munch sino con las dos primeras palabras y las dos últimas de la novela) apenas aparecen los nombres de los personajes ni tampoco del pueblo en el que se desarrolla la acción, aunque Montes ha tenido muy presente el suyo, próximo a Ronda.

Antonio Montes sabe que, de momento, no podrá dejar su trabajo como asesor de empresa y podrá repetir por tanto la broma que ayer compartía en el Café Gijón: "Debo ser el único asesor de empresas de Marbella que no está en la cárcel, aunque por suerte ya han cambiado mucho las cosas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios