La familia del teatro iberoamericano recuerda emocionada a Fanny Mikey

  • El Centro de Arte Flamenco La Merced acogió ayer el homenaje del FIT a la actriz fallecida el pasado mes de agosto · Estaba previsto que el domingo presentara 'Perfume de arrabal y tango' en el Falla

El Gran Teatro Falla la esperaba esta semana, pero no ha podido acudir. En agosto se adelantó la muerte y no le dejó estar aquí en octubre. Fanny Mikey, la reina de las tablas -como le llamaban-, no estuvo presente ayer físicamente en Cádiz, pero sí su espíritu, su fuerza y su cariño. Así lo sintieron los amigos que participaron en el homenaje que le rindió el FIT en el Centro de Arte Flamenco La Merced, dos días antes de la noche que estaba previsto que presentara el espectáculo Perfume de arrabal y tango.

"Hoy no ha podido llegar a la función, pero no quiere decir que no esté aquí", afirmó emocionado Ramiro Osorio, director de la División de Asuntos Culturales de la Secretaría General Iberoamericana y amigo de Fanny Mikey.

En un acto presentado por la periodista Carmen Paul, familiares y amigos de la actriz argentina afincada en Colombia la recordaron ante un público que prácticamente llenaba el Centro y entre el que se encontraban Ana Marta Pizarro, colaboradora de Fanny Mikey y amiga personal, la productora teatral Lucía Beviá, el director del FIT, José Bablé, y el ministro consejero de la Embajada Colombiana en Madrid, Luis Armando Soto.

El momento más emotivo de la noche fue cuando subió al escenario Daniel Álvarez Mikey, hijo de la que fue impulsora y directora del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. La voz le temblaba y apenas pudo hablar. "Es muy duro estar aquí", afirmó. La palabra que más repitió fue "gracias", porque para él "lo más importante es darle las gracias a ella por transmitirnos tantas cosas y enseñarnos a amar lo que hacemos. Con este homenaje se reconoce a un pueblo que está luchando y que ama la cultura gracias al legado que ella nos ha dejado".

Ramiro Osorio contó sus primeros recuerdos de Fanny Mikey e hizo un recorrido por los momentos más importantes de su vida profesional junto a ella, con la que compartía "ilusiones y propósitos", y con la que puso en marcha el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. Para él, la actriz "era una fuerza de la naturaleza dotada de voluntad y disciplina férrea para todo. Era ejemplar sin proponérselo y tenía amueblada la cabeza de forma extraordinaria". Osorio manifestó que "en entrega y generosidad era contundente, pero también en venganza y desamor". En definitiva, era "una mujer irrepetible".

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, Antonio Castillo, dedicó unas palabras a esta mujer de la que le impresionó "su personalidad y su valía". Recordó cuando el pasado mes de marzo estuvo en Colombia, precisamente en el festival que ella dirigió, y pudo "disfrutar de su hospitalidad". "Todos dejamos una estela más o menos importante y la de ella es importantísima", afirmó Castillo, que la calificó como "una gran mujer que nos decía que hacía el teatro buscando siempre lo que le gustaba a la gente, intentando llegar a todo el mundo". "Siempre estará en nuestros corazones".

Durante el acto, se proyectó un documental con imágenes de Fanny Mikey y, después, el cantautor Julio César Bardoso interpretó una canción compuesta especialmente para la actriz, una persona "fundamental para el desarrollo de la cultura de nuestro país y de todo el mundo, por eso su pérdida es muy grande", en palabras del músico, que le ofreció un tema titulado precisamente Fanny. La noche terminó con un espectáculo flamenco, a cargo de Lidia Cabello y el Niño de la Leo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios