El espíritu del Carnaval de Cádiz permanece en la sala Ártica

  • Manuel Rey Piulestán exhibe en la galería gaditana la muestra de arte expresionista 'Boccatti di Carnivale', en una particular y colorida visión de la fiesta

Ahora que Cádiz vive de lleno la resaca del Carnaval, sumida en plena fiesta de los jartibles, se antoja buen momento para parar, recapacitar e introducirse en las múltiples sensaciones que se desprenden las fiestas por excelencia de la capital, desde la galería Ártica.

Boccatto di Carnavale es el título de la muestra que, bajo la particular y colorida mirada de Manuel Rey Piulestán, se exhibe en esta sala de la calle San José.

En ella se sirve del expresionismo para ilustrar "el ambiente de los pasacalles o el colorido de sus disfraces, siguiendo una línea de escenas y personajes donde el espíritu carnavalesco y el ambiente de las calles tienen más relevancia", apunta el artista gaditano.

De esta forma, el color se convierte en su principal aliado a la hora de evocar las emociones típicas de las fiestas.

Pero su intromisión en lenguajes pictóricos relacionados con acontecimientos gaditanos no se ciñe al Carnaval, temática sobre la que también expuso en el Casino Gaditano en el año 1999, sino a otros hechos históricos del siglo XVIII y XIX. Así lo muestran las cuarenta obras que cuelgan del Hotel Las Cortes sobre la Constitución de Cádiz, así como otras doce piezas que, sobre este mismo tema, tiene en su haber el Consorcio del Bicentenario.

Manuel Rey Piulestán se licenció en Bellas Artes en 1998. Entre los éxitos obtenidos a lo largo de su carrera se encuentran el primer premio Fernando Quiñones en 2003. Asimismo ha conseguido varias becas de trabajo y ha expuesto en Sevilla, Madrid, Barcelona, Bolonia o Yakarta, entre otras.

Entre sus últimas experiencias, además de ejercer durante los último seis años como profesor de Pintura y Modelado, cuenta la reparación de frescos en la Casa de la Duquesa de Alba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios