Ix festival cádiz en danza Críticas de los espectáculos y agenda del día

Unos encuentros "especiales" tejen la fábula de Teresa Navarrete

  • La bailarina y coreógrafa jienense estrena en la Lechera su última pieza

Un pequeño pueblo. Ponga usted el nombre. Ponga usted las casas, la altura de sus chimeneas, la frondosidad de su bosque. El olor del pan recién hecho en la calle. Tres personajes. Y un puñado de encuentros "un tanto especiales" en una fábula donde Teresa Navarrete nos regala, digamos, un destino pero donde cada espectador emprenderá su propio viaje. Otra manera de encontrarse, el último trabajo de la bailarina jienense, se estrena esta noche en la Sala Central Lechera dentro del X festival Cádiz en Danza.

"Esta propuesta es como un cuento donde hay diferentes personas que se van encontrando. Son encuentros especiales bien porque hablan diferentes idiomas, porque uno va lento y otro va más rápido, porque van en la misma dirección...", desvela su creadora que vuelve a trabajar con el músico Miguel Marín y el actor Nando Pérez "aunque esta vez hemos introducido una gran novedad", dice.

La buena nueva a la que se refiere la artista es a la variedad de registros que han tenido que asumir en la pieza. Así, veremos, mejor dicho, escucharemos por primera vez a Teresa sobre el escenario, ya que tiene texto en este montaje; veremos bailar a Nando Pérez al igual que Miguel Marín cobrará mayor presencia escénica. "Para mí ha sido muy especial porque nunca había hablado en el escenario, sólo había bailado. Pero creo que ha quedado muy bien y que se ha hecho un buen trabajo", valora.

Un proyecto que comenzó a gestarse en verano cuando arrancó "la escritura del guión" y que fue cobrando color desde el primer encuentro con Miguel Marín, que vive en Barcelona, en septiembre. "Aunque con Miguel nos veíamos un par de veces al mes, además de estar en contacto tanto por mail como por teléfono, el trabajo se ha preparado en Cádiz porque yo ahora trabajo dando clases en el Conservatorio", precisa la creadora que reconoce que "la distancia no ha sido un obstáculo" puesto que ya había trabajo "mucho" con Miguel y se conocen bien. "Trabajar con él es muy cómodo", dice la bailarina que durante 11 años formó parte de la compañía Erre que Erre.

Así, con la obra pictórica de Andrew Wyeth y Edward Hopper y los textos de John Berger, George Perec, Manuel Rivas y Agustín Fernández Mallo como herramientas de trabajo, Navarrete invita al espectador a llegar a su propuesta "con la mente abierta y la imaginación despierta". Quizás la mejor manera de acercarse al arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios