Un domingo para Rafael Alberti

  • El Oratorio de San Felipe Neri acoge el acto central del Día de la Lectura en Andalucía, mientras la Fundación portuense celebra una jornada de puertas abiertas

La figura y la obra del poeta portuense Rafael Alberti protagonizaron el domingo. Mientras que en su ciudad natal la fundación que lleva su nombre celebró ayer una jornada de puertas abiertas y organizó un concierto ofrecido por el Orfeón Portuense, en el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz tuvo lugar el acto central del Día de la Lectura en Andalucía, con la intervención de más de una treintena de poetas y músicos que pusieron voz a la palabra escrita por el autor portuense.

"Esta iglesia fue el templo de la libertad", fue la frase que más se repitió a mediodía de ayer en el templo gaditano de San Felipe Neri, donde se proclamó la Constitución de 1812 y donde se rindió tributo al Día de la Lectura en Andalucía y a los ciento diez años que hubiera cumplido Rafael Alberti. Por el altar del histórico templo fueron desfilando las personas de la cultura gaditana que protagonizaron el acto, coordinado por el director del Centro Andaluz de las Letras, Juan José Téllez, después de las intervenciones del gerente del Consorcio del Bicentenario, Pedro Flores; el director general del Libro, David Luque, y la delegada provincial de Educación y Cultura, Cristina Saucedo.

La historiadora Hilda Martín, que luego leería el poema Méjico de Rafael Alberti, intentó explicar algunas claves arquitectónicas y libertarias de San Felipe Neri, poco antes de que el cantautor Fernando Lobo rompiera el fuego musical recreando la canción Ven Alberti. Luego, irían desfilando por el escenario Alejandro Pérez Guillén y Amaya Zulueta, con sendas y breves intervenciones por exigencia de la organización, o Ana Sofía Pérez Bustamante, además de Amalia Vilches Felipe Benítez, José María García López o Magdalena González.

La locutora Manoli Lemos, el poeta David Franco Monthiel, la escritora Dolors Alberola o Domingo F. Faílde se fueron turnando hasta que apareció en escena el chirigotero Selu García Cossío quien, ante el regocijo de los presentes, leyó un texto de 'Los lacios' y otro de 'Los enteraos' para después subir a escena Antonio Martínez Ares que interpretó una canción evocadora de posguerra que finalizó con unos acordes de A galopar, en la versión de Paco Ibáñez.

A continuación, le tocó el turno a Inmaculada Moreno, Javier Vela y Jesús Fernández Palacios, quien evocó a Aitana Alberti y deseó que la Fundación recobre el prestigio de antaño. Todos ellos fueron abriendo paso hasta oír la palabra del poeta en la voz y la guitarra del cantautor Fernando Polavieja, que interpretó Si mi voz muriera en tierra.

La sesión prosiguió con otros textos albertianos en las voces de Rafael Román, Jesús Maeso de la Torre, José Manuel Benítez Ariza, Daniel Heredia y Luis García Gil. La tonadillera Pasión Vega terminó interpretando a capella las carceleras de El Puerto, tras acompañar a la poeta Pilar Paz Pasamar.

Rosario Troncoso, Rafael Marín, Antonio Anasagasti, Pepe Maestro, José Manuel García Gil, Manuel Francisco Reina, Blanca Flores, Yolanda Aldón, Pedro Cortejosa, el propio Juan José Téllez, Paloma García Suero, Pepa Parra, Ana Rodríguez Tenorio -que evocó al periodista Agustín Merello, sobrino de Alberti-, Eduardo del Pino, Antonio Serrano Cueto y el actor Carlos Cabre fueron abriendo paso hasta el broche de oro del homenaje, protagonizado por Carmen de la Jara cantiñeando La Paloma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios