4º curso de verano de construcción de guitarra española Una artesanía dedicada a la música

La creación de una guitarra, un arte a disposición de otro

  • En El Cerro del Moro está ubicado un pequeño taller en el que la construcción del instrumento más español queda al descubierto por el maestro Rafael López Porras

Un año más los secretos de la fabricación de una guitarra son desvelados por el maestro guitarrero Rafael López. El 4º Curso de Verano de Construcción de Guitarra Española se desarrolló en un primer ciclo desde el pasado lunes 20 de julio hasta el 31 de ese mes. Una segunda fase del mismo tendrá lugar del 10 al 21 de agosto.

El proyecto nació, según las palabras del director de la iniciativa, por la falta de atención que el Estado presta a la enseñanza de esta labor, por lo cual afirma: "Es una vergüenza que el oficio de guitarrero no se estudie en el país del que recibe su nombre la guitarra española".

A través de la asistencia a sus clases se aprende el proceso de construcción de la guitarra española que consta de dos variantes: Guitarra Clásica y Guitarra Flamenca.

Las plazas otorgadas durante el periodo estival son ocho y se dividen en las dos quincenas que completan el proceso de formación. Lo que diferencia la inscripción en esta época del año es la subvención de una empresa maderera que aporta la materia prima empleada, además de las actividades paralelas y una rebaja en la matrícula.

Personas de toda la geografía española y de otros países, como Brasil o Portugal, han aprendido los misterios de este proceso artesanal. Adrián Petschem, alumno suizo, confiesa estar muy satisfecho con el trabajo realizado. Este descubrió la Escuela de Guitarrería a través de internet ya que la convocatoria se plasma en la página web www.guitarra.artelinkado.com.

Muchos de los que participan son guitarristas que desean crear su propio instrumento, otros son ebanistas interesados en conocer una nueva forma de moldear la madera y en pocos casos, como es el de Vicente Castro, aprendiz que llegó desde Huelva, se unen las dos posibilidades.

Los ejemplos femenios son escasos en este quehacer, exceptuando la presencia en el "mundillo" de Ana Espinosa, maestra guitarrera de Granada. En el caso de los discípulos gaditanos, el curso vigente contará con la primera chica desde que se comenzaran a impartir las clases.

Con el objetivo de enriquecer el proyecto tienen lugar una serie de actos anexos. Así, el 12 de agosto será pronunciada una conferencia por Julio Gimeno García, musicólogo, en la sede de la Escuela, a las 20.30 horas. Por otra parte, la Diputación Provincial ha participado con ellos al integrar tres conciertos de guitarra en el ciclo Música en Palacio. Estos disfrutan del patio de Diputación como escenario y se realizan todos los martes, a las 22.30 horas.

El primero de los recitales, el pasado 21 de julio, fue protagonizado por Samuel Diz. Contento por la respuesta del público, reconoce no haber realizado nunca las veces de guitarrero porque "es una labor compleja que requiere mucha preparación aunque siempre hay una relación estrecha entre estos y los músicos". Las directrices marcadas por los futuros dueños de las guitarras son tenidas muy en cuenta por el artesano debido a esta íntima ligadura.

Las actuaciones de el dúo Artelinkado, que tuvo lugar el 28 de julio, y de Rodolfo José Rodríguez, el próximo 4 de agosto, completan las galas de guitarra llevadas a cabo por el impulso del taller.

Hace cuatro años la Universidad de Cádiz inauguró el curso, que sólo duró una semana pero que fue todo un éxito. Este hecho motivo a su organizador a continuar con la tarea que, ahora, es de iniciativa privada .

Los locales en los que Rafael López desarrollaba su cometido, anteriormente, no satisfacían, en cuanto al espacio, las necesidades que la docencia exige, por ello, en enero de 2008 nace la "Escuela de Guitarrería", ubicada en la calle Sor Cristina López García, número 1. Su función es la producción de dicho instrumento y la continuación con los cursos el resto del año, debido a la demanda suscitada.

La firma Rafael López e hijo, de la que han nacido creaciones exclusivas como la guitarra Terciopelo, tiene su origen en la afición a los trabajos manuales del padre del que hoy es el jefe del taller, el cual, tras jubilarse se dedico de lleno a la confección del instrumento. A Rafael, quien también hizo "sus pinitos" como guitarrista, tal herencia le hizo abandonar su trabajo en la construcción aeronáutica en pro de su vocación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios