La colección Alumbre arroja una nueva luz sobre las publicaciones de Diputación

  • La línea editorial pretende encontrar nuevos valores relacionados con Cádiz

Comentarios 0

Las dos acepciones del término "alumbre" se ajustan como un traje a medida a la nueva colección del Servicio de Publicaciones de Diputación. Tanto el mineral que participa en la fabricación del papel como el cegador verbo que arroja luz a la sintaxis parecen tener mucho que ver en la serie que pretende iluminar las nuevas letras y que esta tarde se presentará en la Feria del Libro de Cádiz.

"Alumbre empieza con la idea de encontrar nuevos jóvenes valores o escritores jóvenes que tengan obra pero muchas ganas todavía", explicaba la escritora gaditana Carmen Moreno que coordina el proyecto junto al autor Félix J. Palma. La poeta también señaló que en esta colección "se apostará siempre" por la gente "que sea de Cádiz" o "que tengan vinculación con la ciudad aunque no hayan nacido aquí". "Lo que no vale es que sólo hayan visto Cádiz por fotos", bromea Moreno sobre un proyecto "de calidad" que ambiciona "a ser distribuido por España y poder reivindicar el nombre de Cádiz como lo que fue, la puerta de Europa", anhela.

El portuense Ángel Mendoza y la madrileña Aroa Moreno Durán son los escritores elegidos para inaugurar la serie que se presentará a partir de las ocho y media de la tarde en el Baluarte de la Candelaria con la presencia de los dos coordinadores. "Ángel es un poeta del Puerto y Huellas de Elefante (título de su obra) es su primer libro de narrativa", detalla Moreno que resalta "la consolidada trayectoria poética del autor" que en este libro de cuentos "no pierde de vista al poeta". "Se nota por el gusto por el ritmo y la precisión de la palabra. Va a sorprender", adelanta.

Veinte años sin lápices nuevos, el otro hijo primogénito de Alumbre, es obra de una madrileña de 28 años "que es periodista" y "que tras dar varias vueltas por el mundo" ha parido un libro de poemas "bastante desgarrado, de búsqueda, de pérdida y de encuentro de uno mismo, donde juega mucho con el verso y está un poco en la línea de los poetas mexicanos", define la codirectora de la colección que resalta la vinculación de Aroa Moreno con Cádiz "desde pequeña por sus muchos veranos aquí" y la materialización de su gusto por esta tierra "con una casa en Algeciras que tiene desde hace tiempo".

Estos dos libros no serán la única iniciativa en este año de Alumbre. Así, Moreno espera lanzar un par de publicaciones más, otra de narrativa y otra de poesía. "Y las presentaciones siempre irán vinculadas porque son como el contrapunto. Esa idea se refleja también en las portadas, la de poesía es blanca y la de narrativa, negra, y las contraportadas, al contrario", dice. Para el año que viene: "Ojalá doblemos la cifra", desea.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios