"La ciudad ideal de Le Corbusier está hecha a la medida del hombre"

  • Mª Cecilia O´Byrne hablará sobre 'Recorridos arquitectónicos por India', en la sede del Colegio de Arquitectos

Le Corbusier, 'el Cuervo', explicaba en El poema del ángulo recto el símbolo de la mano abierta: "A manos llenas he recibido, a manos llenas doy". Ese es el mensaje que expresa uno de los monumentos más representativos de la ciudad de Chandigarh.

"Las obras de Le Corbusier en la India -apunta la profesora Mª Cecilia O ´Byrne, protagonista de la charla de esta tarde en el Colegio de Arquitectos- no se podrían pensar en ningún otro lugar. Le Corbusier desarrolló los conceptos del Vaastu, que es una especie de Feng Shui indio, aplicados a su arquitectura: cómo construir a partir de los cinco elementos y de los cinco puntos cardinales... y, a partir de estas teorías, resolver temas típicos como ventilación, iluminación, distribución..."

"Todo el mundo piensa -prosigue O´Byrne- que ser indio es ser Ahmedabad, que es una ciudad de estructura tradicional... pero aún así, por ejemplo, vemos que dentro de la tradición mogol india existen una serie de fortificaciones muy grandes. Y si uno mira con atención, ve cómo Le Corbusier traza en el Capitolio las líneas de esos grandes edificios".

Para la experta, la capital del Punjab se define como una "no ciudad": "Tal vez -apunta- ese podría ser uno de los motivos por los que la gente la pueda rechazar, porque tiene una estructura anormal, de jardín urbanizado. En este sentido, se parece un poco a Dehli, que fue también diseñada por un inglés... Le Corbusier criticó toda su vida la ciudad tradicional y en el momento en que tuvo oportunidad, plasmó su ciudad ideal, hecha a la medida del hombre".

La arquitecta rechaza la analogía que se ha hecho de Chandigarh con el cuerpo humano: "Una creencia equivocada que limita mucho el entendimiento de la propia ciudad -explica-. La única comparación que se puede hacer es con la cabeza, ya que los edificios gubernamentales están en la parte alta".

"Lo maravilloso de Chandigarh -continúa- es que se hizo tal cual deseaba quien la proyectó. Y es uno de los pocos lugares en los que sus habitantes se encuentran felices de vivir allí: no hay atascos, es limpia, la alfabetización es del 98%... En las últimas décadas, ha triplicado su tamaño y crece siguiendo el esquema de hace sesenta años. Una prueba evidente de que el modelo funcionó".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios