Capilla del carmen Los trabajos de restauración de esta joya artística del siglo XVIII cumplen un año

La dulzura y calidez barrocas regresan al Hospital de Mujeres

  • La intervención en la capilla le devuelve su original tonalidad ocre, velada por los repintes blancos · El cambio estético confirma la originalidad y nobleza del conjunto, tras superarse la mitad de los trabajos

Comentarios 1

Hace ya un año, la capilla del Carmen del Hospital de Mujeres cerró sus puertas al público y se convirtió en un "quirófano de campaña", en palabras de la restauradora Paz Barbero, directora del equipo encargado de devolver toda su calidad artística a este conjunto declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Superado ya el 50 por ciento de los trabajos, encargados por el Obispado de Cádiz y patrocinados con 324.000 euros por el BBVA, el interior de este edificio va recuperando su armonía y estilo originales. Obra del maestro mayor Pedro Luis Gutiérrez San Martín, la iglesia está barrocamente decorada, con sus paramentos y bóvedas revestidos con hojarascas y ángeles de yeso.

Aunque los andamios y plásticos ocultan todavía muchos de los retablos y espacios nobles, el cambio estético es ya evidente. Sobre todo en el color: la capilla encalada -blanca y fría- que recuerdan los gaditanos ha recuperado el tono original del yeso, un ocre cálido y envolvente. "Además se han descubierto mármoles ocultos bajo bastas repolicromías en los capiteles de las columnas dóricas y los retablos de las cinco capillas han recuperado su brillo dorado", señala Paz Barbero.

Y es que la actividad de todo su equipo constituye una lección de minuciosidad y buen gusto, pese a que el ritmo de trabajo es muy fuerte y el plazo previsto de 30 meses se cumplirá con creces. "Nuestros criterios de restauración cumplen todas las normas internacionales y son de intervención mínima en las reconstrucciones que, cuando practicamos -por ejemplo, recreando el dedo de un ángel- se hacen con materiales y productos que garantizan la reversibilidad. En el primer año se han restaurado las bóvedas y los paramentos, cuya ornamentación se atribuye a Gonzalo Pomar y Cayetano de Acosta, así como algunos retablos y bienes muebles exentos, que ya se han protegido y no se descubrirán hasta que se reabra el templo", explica la directora de la intervención, que incluye toda la capilla excepto el altar mayor y el excelente lienzo de La visión de San Francisco, de El Greco.

"Pretendemos recuperar la nobleza material y artística de esta pieza clave del Barroco andaluz. Por eso hemos apostado por la intervención integral de la capilla a cargo de un mismo equipo, que es la fórmula que da mejores resultados, como se comprobó con el Oratorio de la Santa Cueva", señala el responsable de Patrimonio del Obispado de Cádiz y Ceuta, José Carlos García Solano. En su opinión, el conjunto del Hospitalito de Mujeres, institución impulsada por el obispo Armengual, es "el edificio civil más importante del Barroco en la provincia y la capilla del Carmen es el botón de muestra de su reforma futura".

Joya equiparable al Hospital de la Caridad sevillano, el Hospitalito remozado, con las tallas y lienzos que atesora -como el retablo de la Adoración de los pastores, la obra de El Greco y el conjunto pictórico de Domingo Martínez-, está llamado a ser otra gema de ese gran museo abierto que es el casco antiguo de Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios