Más bien el penúltimo

Terror, EEUU, 2013, 88 min. Dirección: Ed Glass-Donnelly. Guión: Damien Chazelle. Fotografía: Brendan Steacy. Música: Michael Wandmacher. Intérpretes: Ashley Bell, Spencer Treat Clark, Andrew Sensenig, Judd Lormand, Julia Garner, Muse Watson, E. Roger Mitchell, David Jensen, Raeden Greer, Joe Chrest. Cines: El Centro, Bahía Mar, Las Salinas, Al Andalus.

El último exorcismo era, en realidad, el penúltimo; o el antepenúltimo, quién sabe. Hemos perdido ya la cuenta de las películas de exorcismos que se han estrenado en las últimas temporadas, todas más o menos parecidas, algunas al rebufo de la estética digital home movie, otras en modo más clásico, así que se agradece al menos que los responsables de esta entrega nos resuman en su prólogo algunas escenas de su antecesora, enésima visita al mundo de las adolescentes poseídas por el demonio con Nueva Orleans, el vudú y una cierta sensualidad sureña como aditamentos locales.

Con guión del chapucero Damien Chazelle (Grand piano), la franquicia que ahora dirige Ed Glass-Donnelly insiste en la confusión entre terror y susto desde su primera secuencia, y resulta incapaz de estimular los miedos del más incauto con otros recursos que no sean los insufribles golpes de efecto sonoro, los cortes bruscos de montaje, los ojos negros y las contorsiones y levitaciones de la pálida y atribulada protagonista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios