Carmen García Rivera

"La arqueología subacuática y terrestre se equiparan por fin"

  • La directora del CAS afirma que la declaración de zonas de servidumbre para proteger los fondos, en la que es pionera Andalucía, reconoce la importancia de este patrimonio

La directora del Centro de Arqueología Subacuática (CAS), Carmen García Rivera, abrió ayer el curso sobre Protección de Patrimonio Histórico-Artístico puesto en marcha en el Tryp Caleta con motivo del Plan Extraordinario de Formación de Fiscales del Estado. Tras una ponencia marcada por la actividades realizadas en el centro que dirige a lo largo de su trayectoria, concedió unos minutos a este medio para hablar de los últimos avances conquistados en materia de arqueología subacuática.

-¿Qué aporta este tipo de cursos a la protección del patrimonio arqueológico subacuático?

-Es muy interesante porque es ver el problema de la protección del patrimonio desde todos los puntos de vista. Tengo una visión muy determinada condicionada por mi formación y el resto de expertos también. Así que es indispensable que todos nos escuchemos, puesto que nos podemos enriquecer y lo que sí puede salir de todo esto es una acción de trabajo común.

-¿Cree que desde el caso Odyssey se ha incrementado la cooperación entre administraciones y las actividades encaminadas a la protección del patrimonio?

-Es un poco triste pero el caso Odyssey ha sido como una llamada de atención para que todos seamos conscientes de que el patrimonio subacuático existe, ya que era un patrimonio un poco olvidado. Es decir, que está ahí, que hay que protegerlo. Y para ello tenemos que unirnos y hacer un frente común.

-¿Y cómo revierte en el CAS?

-Nosotros veníamos desarrollando una política bastante similar a los puntos que se recogen en el Plan Nacional de Arqueología. Seguimos el mismo camino, aunque un poco más respaldados y con más perspectiva de futuro. Desde que se crea el CAS se crea una política encaminada a sentar unas bases muy firmes y muy sólidas de cara a la protección, a la conservación y a la investigaciones futuras basadas en estudios previos.

-¿Cree que la entrada en vigor del Plan Nacional de Patrimonio Arqueológico Subacuático puede modificar sustancialmente el panorama actual?

-Pienso que sí. Se trata de poner a todas las comunidades autónomas en común y establecer una línea de trabajo fija para todos. En el caso de Andalucía, creo que existen conversaciones entre la Consejería de Cultura y el Ministerio de Cultura para la firma de un convenio de cara a la ejecución este año de alguna campaña de prospección, incluida dentro del punto de cartas arqueológicas que recoge el Plan Nacional de Protección.

-La declaración de zonas de servidumbre arqueológicas, en la que es pionera Andalucía, también se ha convertido en una herramienta indispensable.

-Es indispensable por muchas razones. Primero porque la figura de zona arqueológica se ha aplicado sistemáticamente en tierra desde la promulgación de la ley 1/91 de Patrimonio Histórico de Andalucía y jamás se había aplicado en agua. Así que ante todo supone el reconocimiento de que el patrimonio arqueológico subacuático existe y se ha equiparado al terrestre. Por otro lado, supone una protección jurídica, ya que muchas veces se utilizaba otro tipo de legislación. Ahora se conocen los trabajos arqueológicos que se deben hacer con carácter previo a cualquier obra que afecte a zona arqueológica o zona de servidumbre. También es muy importante la declaración de zona de servidumbre arqueológica, porque si bien es un nivel de protección menor en cuanto a tipo legal, aporta la protección de la información que se supone que hay en ese espacio.

-¿Y de qué manera atañe a vuestro trabajo la declaración de estas zonas protegidas?

-Pues mucho. Ahora tenemos previsto ejecutar una serie de acciones en una zona de servidumbre arqueológica y en otra zona arqueológica, dentro de un curso de formación. Y para ello, nosotros mismos nos tenemos que someter a dichos procesos.

-¿Qué actividades realizará el CAS próximamente?

--Aparte del estudio geofísico que comenzó ayer en La Caleta, se realizarán varias actividades derivadas del proyecto de cooperación europeo Arheomed. De hecho, el dos de junio comenzará en Cádiz el Curso Internacional de Arqueología Marítima, así que tenemos bastante trabajo por delante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios