El día en el que los caballos andaluces bailaron para Mario Vargas Llosa

  • El escritor peruano, que está pasando unos días de vacaciones en Cádiz con su familia, estuvo en Jerez para ver el espectáculo de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y visitar sus instalaciones

El escritor peruano Mario Vargas Llosa se encuentra disfrutando de unos días de vacaciones con su familia en Cádiz y ayer se acercó a Jerez, más concretamente a la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, donde acompañado por su mujer, Patricia, hijos y nietos vio el espectáculo 'Cómo bailan los caballos andaluces'. Posteriormente vio las cuadras, donde Rafael Soto le enseñó el caballo 'Invasor', firmó en el libro de honor de la Institución Ecuestre e hizo un recorrido por los Museos del Arte Ecuestre y del Enganche.

A su llegada a la Escuela ya eran numerosos los medios de comunicación que le esperaban, pero Vargas Llosa dio todo un ejemplo de amabilidad y sencillez. Bajó del coche con sombrero y pantalones blancos y camisa color chocolate, mientras que sus nietos no se perdían detalle de nada.

El escritor explicó que "mi familia vive dispersa por el mundo y procuramos, por lo menos una vez al año, y a veces incluso dos años, reunirnos todos los hijos y nietos. Esta vez nos hemos reunido en Cádiz. Estamos pasando unos días de vacaciones con mis tres hijos, mis cinco nietos, así que hay una gran reunión familiar y hemos escogido un sitio bonito para pasarlo bien".

Pero no es esta la primera vez que Vargas Llosa viene a Jerez, una ciudad de la que tiene "una magnífica opinión y muy buenos recuerdos, porque siempre he venido con amigos de Jerez que me han hecho conocer todas las maravillas y encantos que tiene esta ciudad, así que me hace mucha ilusión volver aquí y sobre todo con mi familia. Ellos sí que vienen por primera vez la mayor parte. Los chiquitos sé que se van a encantar con los caballos sobre todo y con el jerez los mayores. El espectáculo ecuestre también lo conozco, pero es un espectáculo que siempre se renueva. Antes he venido a Jerez un par de veces a dar conferencias y estoy muy contento de estar de nuevo por aquí".

Otro de los motivos de su estancia en Andalucía es que "en Sevilla vamos a presentar un espectáculo teatral, con Aitana Sánchez Gijón y dirigido por Joan Ollé, una adaptación minimalista de 'Las mil noches y una noche' que ya presentamos en Madrid".

Ahora está trabajando en una novela "basada en un personaje histórico, que jugó un papel muy importante a comienzos del siglo XX en las denuncias sobre los abusos que se cometían en el Congo, en las caucherías, pero no sólo en el Congo, sino también en la Amazonía peruana y colombiana. Fue un personaje muy importante que se llamó Roger Casement y que tuvo un papel también muy importante en la política irlandesa cuando Irlanda era todavía una colonia de Gran Bretaña. Es un personaje muy fascinante al que descubrí leyendo una biografía de Joseph Conrad, un autor al que admiro mucho. Me intrigó, me sedujo y empecé a investigar sobre él, y de pronto me encontré con que había ahí un material muy rico para una novela". Como título provisional tiene pensado 'El sueño del celta', porque este señor descubrió el mundo irlandés, aunque había nacido allí, cuando estaba en el Congo y se apasionó muchísimo por el pasado de Irlanda. Concibió una especie de utopía celta.

Vargas Llosa, uno de los firmantes del manifiesto por el castellano, señaló que este documento "por una parte ha sido muy respaldado y por otra muy criticado, pero yo creo que la mayor parte de las críticas son injustas, porque se ha presentado eso como una defensa del español, y en realidad no es eso. El español no necesita que lo defiendan. Es un idioma que está muy vivo, muy fuerte. Es una lengua rica que además está en un proceso de expansión muy grande en el mundo. El manifiesto no persigue defender el español, sino defender el derecho de los españoles a recibir una educación en español, que es un derecho constitucional y que, por desgracia, algunas autonomías no reconocen. Es una defensa a recibir una educación en lo que es la lengua común en España, que es el español, lo que no significa hostilidad alguna para las lenguas regionales, ni muchísimo menos, porque existe desgraciadamente la idea equivocada de que la mejor manera de promover las lenguas regionales como el catalán, el euskera o el gallego es discriminando el español, lo que es absurdo. El manifiesto es una protesta contra esa visión errónea, equivocada, de lo que es la defensa de las otras lenguas de España".

Sobre la utilización del femenino para palabras de género neutro dijo que "sobre eso existe una gramática perfectamente establecida en la que no hay discriminación. La Academia en eso es muy escrupulosa, pero tampoco se trata de estropear la lengua. No hay necesidad alguna de decir miembras, porque miembras es una palabra que no existe, una palabra aberrante".

Vargas Llosa va a estar por la zona hasta final de mes aproximadamente, "viendo lo más que pueda y aprovechando también el buen tiempo para darme algunos baños de mar".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios