Siempre la misma y siempre diferente

Los mitos clásicos se reconocen porque tienen cierta habilidad gatopardiana: pueden ser distintos y seguir siendo iguales. Con la Creación de Gioconda Belli ocurre lo mismo: muy bien podría haber sido ésta -piensa uno al leerla- la historia que me contaron. O muy bien podría ser esta historia la que se esconde en lo que me cuentan. En esta novela, ganadora del Seix-Barral de este año, Belli recrea lo masculino y lo femenino desde los orígenes. Hace de la sierpe un inquietante espejo de Eva -son ellas dos quienes dialogan, ellas dos quienes cuestionan- y subraya la verdad inefable de que el libre albedrío es precisamente lo que convierte al ser humano en algo complicado, imposible de cuadrar en ningún cálculo. Todo ello en un texto que rebosa sensualidad, hambre de los sentidos. Que rebosa vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios