Las 'joyas' de San Juan de Dios, a la espera de mecenas para su restauración

  • El templo gaditano propiedad de la Hermandad de la Santa Caridad alberga un gran número de obras de arte en muy mal estado de conservación y carece de medios económicos para su puesta en valor

Comentarios 1

La iglesia de San Juan de Dios de Cádiz es una de las más antiguas de la ciudad y en su interior alberga un gran número de obras de arte que se encuentran en muy mal estado de conservación. La Hermandad de la Santa Caridad, propietaria del edificio y de los bienes muebles que alberga, carece de medios económicos para afrontar la restauración de las obras de arte y necesita mecenas que quieran ponerlas en valor.

Actualmente se está llevando a cabo un plan integral de restauración del edificio, gracias a un acuerdo firmado con el Ayuntamiento de la ciudad. Pero las ayudas para el patrimonio artístico llegan a cuentagotas. Desde la Hermandad afirman que sería necesario intervenir en casi todas las piezas. El Cristo de la Columna tiene la cara rajada, el retablo de la Capilla de la Ciudad se está desprendiendo y el que alberga el cuadro de Las ánimas del Purgatorio está deteriorado por filtraciones de agua, por poner algunos ejemplos.

En los últimos años se ha restaurado la Virgen de los Dolores de la Capilla Sacramental, el cuadro de Las ánimas del Purgatorio y la escultura de San Rafael que formó parte de la exposición Andalucía Barroca, organizada por la Junta de Andalucía en 2007.

Algunas de las pinturas más valiosas que alberga San Juan de Dios y que se encuentran más deterioradas, según fuentes de la Hermandad de la Santa Caridad, son las que forman una colección de óleos sobre cobre que representan escenas de la Pasión de Cristo. Uno de ellos -La Crucifixión- fue restaurado hace unos años por Francisco Fernández Trujillo, hermano de la Santa Caridad. Para la puesta en valor del resto -un total de seis cuadros-, la hermandad firmó un acuerdo con la Asociación Qultura, que ha conseguido que la Junta de Andalucía financie el proyecto.

Estas obras son de estilo barroco, de la escuela flamenca, y están fechadas a mediados del siglo XVII. Aunque no se conoce su autoría, recuerdan a los trabajos realizados en el taller de Franz Francken, según la restauradora y conservadora gaditana Pilar Morillo, a quien la Asociación Qultura encargó un estudio de estas piezas.

Los cuadros, que se encuentran en la sacristía de la iglesia, representan El prendimiento de Cristo, Las negaciones de Pedro, Cristo es ayudado por Simón Cireneo, Jesús caído camino del Calvario, Cristo atado a la columna y Ecce Homo. Están tan oscurecidos que apenas se diferencian las imágenes.

Pilar Morillo ha restaurado en 2008 el lienzo de Las ánimas del Purgatorio, gracias a una donación de Álvaro de Aramburu.

Otro de los proyectos que ya están aprobados es la restauración de una pintura de la Virgen de Guadalupe, de autor desconocido, que se encuentra actualmente en el coro del templo, rodeada de banderas de países iberoamericanos. La Asociación de Amigos del Patrimonio Gaditano se encargará de financiar la puesta en valor de este cuadro.

La Hermandad ha pedido también una subvención a la Junta de Andalucía para restaurar unos ornamentos del siglo XVIII. Considera que el Instituto Andaluz del Patrimonio, que tiene un taller de bordados, es el más adecuado para llevar a cabo esta intervención.

La Santa Caridad tiene la intención de crear un museo para poner a disposición de los gaditanos sus bienes, tales como piezas de orfebrería, bordados, pinturas y la capilla doméstica que se encontraba en el interior del antiguo Hospital de la Misericordia y que conserva un zócalo de azulejos de origen holandés, además de todo el archivo documental de la Hermandad. El problema es la falta de recursos económicos, ya que las cuotas de los hermanos son escasas y van destinadas a la caridad y a atender a los necesitados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios