Ricardo Darín, primer Premio Donostia sudamericano

  • El actor argentino dedica el galardón a su continente: "Se lo merecen"

Ricardo Darín recoge su premio en San Sebastián. Ricardo Darín recoge su premio en San Sebastián.

Ricardo Darín recoge su premio en San Sebastián. / EFE

El actor Ricardo Darín ha recibido la noche de este martes 26 de septiembre el Premio Donostia y se ha convertido de esta forma en el primer sudamericano que recibe este reconocimiento, que ha querido dedicar a su continente. "Se lo merecen", ha dicho durante la gala que ha tenido lugar en el Kursaal de la capital guipuzcoana antes de la proyección de la película 'La cordillera', dirigida por Santiago Mitre.

"Soy el primer actor sudamericano y quiero extenderlo no solo a mi país sino a toda Sudamérica", ha dicho el intérprete argentino, que junto a la directora Agnès Varda y la actriz Monica Bellucci se convierte en uno de los tres galardones honoríficos que se entregan en la 65 edición del Festival de San Sebastián.

Darín (Buenos Aires, 1957) ha recibido este reconocimiento a toda su trayectoria de manos de las actrices Dolores Fonzi y Elena Anaya, compañeras de reparto en 'La cordillera'. Mientras que Anaya ha destacado que tenerlo al lado es "un aprendizaje constante", Fonzi ha resaltado que de él aprendió a tener "esperanza" por la profesión "sin perder compañerismo".

Todo el Kursaal se ha puesto en pie para recibir Darín, que ha dado las gracias en euskera antes de comenzar un discurso que, según ha confesado ante el público, ha preferido pronunciar dejándose llevar por la "impresión del momento inédito", en el que escuchaba "las exageraciones que se decían de él", según ha bromeado.

El actor ha recordado que tras entregar este mismo reconocimiento a Dustin Hoffman en 2012, un "monstruo cinematográfico universal", estuvo tiempo preguntándose acerca de cómo logró controlarse, algo que ve imposible. Sin embargo, a diferencia del actor estadounidense, él sí se siente "en casa" y recibe este premio con "calidez y familiaridad" que viven "incluso fuera del festival".

AGRADECIMIENTO A LOS TÉCNICOS, LOS "OLVIDADOS"

Darín ha señalado que no puede evitar hacer "una mirada retrospectiva" porque en estas situaciones uno se ve "obligado a mirar el camino". "Y nada de lo que hice hubiera sido posible de no cruzarme con quien me crucé", ha destacado el actor, que ha hecho referencia a los técnicos, los "olvidados" en los discursos de estos premios.

Para finalizar, y con una voz notablemente quebrada por la emoción, Darín ha recordado a los "grandes amores" de su vida, a quienes ha dedicado el galardón, como son su mujer, sus hijos, sus hermanas y sus amigos --"muchos y muy buenos"--. También a su madre, a quien ha olvidado citar en su discurso y cuyo nombre ha recordado en uno de los momentos más graciosos de la noche.

El nombre de Darín se suma a los de las grandes estrellas del cine que han recibido el Premio Donostia en la historia del Festival de San Sebastián, entre quienes destacan Gregory Peck, Glenn Ford, Bette Davies, Anthony Perkins, Susan Sarandon, Al Pacino, Jeane Moreau, Jeremy Irons, Anthony Hopkins, Anjelica Houson, Robert de Niro o Michael Cane, entre muchos otros.

Darín inició su carrera cinematográfica en 1979 de la mano de Julio Porter ('La carpa del amor') y Adolfo Aristarain ('La playa del amor'), medio que alternó con trabajos premiados en la pequeña pantalla. En los años 80 y 90 trabajó de nuevo con Aristarain ('The Stranger', 1987), Alberto Lecchi ('Perdido por perdido', 1993) o Eduardo Mignogna ('El faro', 1998) y Juan José Campanella ('El mismo amor, la misma lluvia', 1999).

Sin embargo, fue con 'Nueve reinas' (2000), la ópera prima de Fabián Bielinsky, cuando empezó a ser reconocido internacionalmente. A este título le siguieron otros como 'El hijo de la novia' (2001, nominada al Oscar a la mejor película extranjera), 'Luna de Avellaneda' (2004) y' El secreto de sus ojos' (2009, Oscar a la mejor película extranjera), las tres dirigidas por Juan José Campanella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios