Un viaje de 80 años por el Perú de Martín Chambi y de Castro Prieto

  • La Diputación abre una exposición en la que conviven las imágenes del fotógrafo peruano de la primera mitad del siglo XX con las del contemporáneo autor madrileño

Comentarios 3

"No les dejo plata, pero les dejo una mina", dicen que dijo a su familia, poco antes de morir en 1973, el fotógrafo peruano Martín Chambi, consciente del enorme valor de la colección de imágenes que les legaba. Una parte de ese tesoro fotográfico se puede ver desde ayer en Cádiz, en los Claustros del Palacio Provincial, en una espléndida exposición, fruto de la colaboración con DKV Seguros, a la que se añaden las fotografías del madrileño Juan Manuel Castro Prieto, fascinado admirador de Chambi que tuvo la oportunidad de homenajear a su fotógrafo de referencia viajando a Perú para captar con su cámara de placas, similar a la que usó Martín Chambi pero ochenta años después, el mismo universo en el que se movió el artista andino.

Con la presencia de Pilar Pintor, diputada provincial de Cultura, Castro Prieto (Madrid, 1958) tuvo ayer la oportunidad, en la inauguración de la muestra, de explicar su admiración por la obra de Martín Chambi (Puno, 1891 - Cuzco, 1973): "Martín era mi fotógrafo de referencia, ejemplo de lo que es ser un fotógrafo. Él salió de un pequeño pueblo de los Andes y llegó a ser uno de los grandes gracias a su talento. Sus fotos irradian luz, como ocurre con los cuadros de Rembrandt, las fotos emiten luz, como si saliera de dentro de la imagen".

Un encargo del Círculo de Bellas Artes de Madrid permitió que Martín viajara a Perú para organizar una gran exposición en torno a la obra de Chambi, a la que pudo tener un acceso privilegiado que le permitió ampliar las placas y seleccionar las que después formarían parte de la muestra en Madrid. Durante sus viajes al país andino, nueve en total, Juan Manuel Castro tomó las fotografías que integraron su muestra Perú viaja al sol.

Posteriormente, en 2008, Josep Santacreu, de DKV Seguros, le propuso a Castro Prieto realizar una exposición conjunta con sus fotos de Perú y con las de Martín Chambi: "Pero pensé que no debían ser con las imágenes de mi exposición, sino que le planteé hacer un nuevo trabajo, un homenaje a Martín Chambi viajando a Perú, a su pueblo, a su universo, para fotografiar lo que él había fotografiado con cámara de placas, igual que él".

Aquel proyecto, aceptado de inmediato, tenía dos objetivos: "Ver qué había pasado en la Sierra andina en 80 años y ver cómo había cambiado el lenguaje fotográfico en ese tiempo". Su intención, la de Martín Castro, era rendir homenaje a su fotógrafo de referencia, no compararse con él ni sustituirlo. Así, hizo algunas fotos de los mismos lugares y con los mismos encuadres que Martín, y buscó los mismos temas, paisajes o grupos: "Son aproximaciones diferentes, me pongo en la piel de Martín Chambi, como si fuera su subordinado".

El resultado expositivo es admirable. Junto a las imponentes estampas en blanco y negro del Perú de los años veinte, se muestran las admirables imágenes en color del país actual. Todas sus diferencias, pero también sus semejanzas, quedan al descubierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios