Páginas de un guión de ensueño

  • El realizador algecireño Alexis Morante se marcha dos años a Estados Unidos para estudiar un master de dirección cinematográfica en la Escuela de Cine de Nueva York y los Estudios Universal

Comentarios 16

El sueño americano, por lejos que parezca, no siempre es inalcanzable. Vivir en Manhattan, recibir clases de los más grandes de la industria de Hollywood en una escuela fundada por el mismísimo Robert de Niro o compartir pupitre con hijos de directores de la talla de George Lucas o Steven Spielberg puede parecer tan solo un sueño de película, pero todo esto y la ilusión de convertirse en director de cine está a punto de hacerse realidad para un algecireño.

Alexis Morante se marcha este lunes a Nueva York para intentar aprovechar la mayor oportunidad que la vida le ha brindado hasta ahora. Ha sido aceptado en laNew York Film Academy, considerada por muchos la mejor escuela de cine del planeta, para cursar un master de dirección cinematográfica, financiado por la Junta de Andalucía a través del programa de Becas Talentia.

Pasará el primer año en la ciudad de los rascacielos aprendiendo a rodar en exteriores. Luego se trasladará a Hollywood durante el segundo curso para completar su formación grabando en interiores, en los platós en los Estudios Universal.

"En el programa Talentia se conceden 100 becas por convocatoria, pero lo difícil era que me seleccionaran en esta escuela y para este master, que cuesta 60.000 dólares. Las pruebas de selección fueron duras pero he tenido suerte. Es un postgrado muy práctico. Durante el primer curso tendré la oportunidad de rodar y dirigir ocho cortos en formato cine. El segundo tengo que instalarme en Hollywood. Ese año está centrado en el rodaje en interiores y hay que presentar una tesis consistente en la preparación de un largometraje. Espero que todo esto me sirva para dar el salto al mundo del cine y poder rodar mi primer largo. Es una oportunidad única de formarme en la industria del cine que más me gusta y, realmente, la única que funciona, la americana", apunta Morante.

No es la primera vez que al realizador algecireño se le presenta una oportunidad parecida para aprender entre privilegiados. El pasado año fue seleccionado entre 42 personas de todo el mundo para estudiar un curso de tres años en la prestigiosa Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de Baños, afincada en Cuba y presida por Gabriel García Márquez. Finalmente decidió no marcharse.

"Lo de Cuba no me convencía. Era también una oportunidad única, pero suponía el aislarme durante tres años allí sin saber siquiera si luego tendría buenas oportunidades en España. Opté por intentar seguir creciendo en la empresa creativa700 Gramos, creada por Raúl Santos, también algecireño. Ahora llevo la parte audiovisual de la empresa y seguiré trabajando en ella desde Estados Unidos. Acabamos de terminar un documental rodado en siete países y financiado por la comunidad de Madrid, Cuatro Notas, que se estrenará dentro de poco. He tenido un golpe de suerte y el destino me ha dado una gran oportunidad con este master. La Talentia también me garantiza ayuda para fomentar la empresa a mi vuelta. La instalaremos en Sevilla. Desde allí queremos proyectar la producción cinematográfica hacia el exterior", comenta.

No todos los días se tiene la oportunidad de recibir clases y lecciones maestras de guionistas, montadores, actores y cineastas. Debe impresionar que en la pizarra se presente John Voight o Paul Haggis, algunos de los guest speakers(profesores invitados) que dieron clases algunos días del curso pasado. Todavía no se conoce el elenco de invitados de este año, pero a buen seguro la experiencia será única.

En un día parte para cumplir sus ilusiones en dos ciudades de ensueño. Alexis, con los pies en el suelo, también sabe que no todo será tan fácil y que será duro no ver a su familia en largos periodos de tiempo. También es consciente de que recibirá muchas visitas al otro lado del charco. Sólo quiere vivir la experiencia, crecer, aprender y volver convertido en director de cine. Ni en su mejor guión podría haber previsto una historia similar. El cuento de un algecireño en Nueva York.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios