Mezcla de culpabilidades

Puede que sea casualidad, pero en este viernes de Dolores anticipo a esta prematura Semana Santa la obra presentada en La Lechera dominaba el tema de la culpa. Ya se sabe que es necesaria para el buen arrepentimiento cara a la salvación de nuestra alma. A la entrada de la sala se hiperbolizaba el tema con uno de los actores disfrazado bajo una sábana de periódicos echando en cara este concepto a los espectadores que accedían. Vieja agitación para epatar al burgués.

Si algo tiene claro nuestra civilización, es en crear culpas innecesarias. A las morales de toda la vida se unen las sociales. Culpable de no tener estudios, de no tener novia, de no tener casa propia, de estar a los 30 años de becario en una empresa. La Compañía Señor Serrano usa todo esto, en lo que es la segunda obra de una trilogía cuyo último eslabón, Europa, ya ha visto la luz. Su propuesta prefiere la acumulación a la dosificación. El grupo es multidisciplinar. Teatro, danza, circo y el imprescindible vídeo. No hay una trama propiamente dicha, sino la mostración de situaciones. Se habla mucho pero nadie parece escuchar a nadie, todos van a lo suyo. La disociación de los personajes entre si mismos con el juego de la pantalla de vídeo parece hablar de las luchas internas que sufrimos cuando la culpabilidad nos devora e intentamos absolvernos a nosotros mismos. La violencia también recorre la función.

Es un proyecto -así llama la compañía a sus trabajos- con sus puntos de interés, pero también con sus contras. A veces la mezcla de lenguajes produce más cacofonía en escena que armonía, y se tiene la sensación de que es eso, un proyecto que se presenta demasiado bosquejado sin que tome una dirección unitaria. Lo que sí se pudo comprobar, a la vista de este y otros espectáculos, es ver que existe en Cataluña una corriente de teatro alternativo con puntos comunes. Actores mitad intérpretes mitad de todo, naturalismo en actuaciones dentro de espectáculos que no son naturalistas, y mezcla de lenguajes. Se ve que por ahí van los tiros de la vanguardia últimamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios