CINE

Klaatu regresa a la Tierra

  • Keanu Reeves y Jennifer Connelly protagonizan la nueva versión de 'Ultimátum a la Tierra', que cambia la guerra nuclear por los desastres medioambientales

Comentarios 5

Ultimátum a la Tierra es un remake convicto y confeso del clásico que Robert Wise llevó a la pantalla por primera vez en 1951. Surgió en el marco de las películas paranoicas de la Guerra Fría, que en esos años del conflicto de Corea y del comité McCarthy usaron como metáfora a los extraterrestres de las tensiones políticas que azotaban a nuestro planeta. Son los tiempos de los alienígenas invasores multiformes de tantas inolvidables películas de serie B.

Sin embargo, el film de Wise rompió esa tendencia y daba un mensaje humanista. Un platillo volante aterrizaba en Washington y de él surgía Klaatu, un extraterrestre de forma humana que venía con un mensaje de paz, aunque nuestros gobernantes lo tomaban por una amenaza y se veía obligado a huir. Un clásico del buenrrollismo que mantiene su frescura más de medio siglo después de ser rodado. Como de costumbre, el actual Hollywood, cortito de ideas propias, y que ha hecho del remake de clásicos una norma -gran manía la de hacer versiones de grandes películas, en ver de retomar y mejorar tanto proyecto fallido que empiedra la Historia del Cine- le ha puesto las manos encimas. La idea de hacerlo si hemos de hacer caso a la propaganda oficial del caso fue bastante peregrina. El productor Edwin Stoff fue a los estudios Fox a una reunión para un proyecto y vio un póster de Ultimátum a la Tierra colgado en la sala. Dejando de lado lo que le había llevado allí, Stoff propuso hacer el remake.

Eso sí, se actualizaría la premisa que llevaba a Klaatu a nuestro mundo como un nuevo Mesías de allende el espacio para poner paz en la díscola humanidad. Ya no sería la posibilidad de un conflicto armado -aunque las sombras de una nueva guerra fría con Moscú vuelven a asomar por el horizonte del siglo XXI- entre superpotencias, sino la destrucción medioambiental, que podía conectar mejor con las audiencias actuales. El director escogido fue Scott Derrickson, que llamó la atención con su impactante film de terror El exorcismo de Emily Rose. Para él fue una cosa curiosa, pues en un festival de cine donde presentaba un corto pudo conocer a Robert Wise, mucho antes de saber que versionaría una de sus obras maestras. El nuevo Klaatu es un protegido de Stoff, Keanu Reeves, al que ya produjo Speed, el film que lo lanzó. La gran Jennifer Connelly es la doctora Benson y John Cleese (sí, el Monty Python) y Kathy Bates son un científico y la Secretaria de Defensa de EEUU respectivamente. Y por supuesto, una de las grandes atracciones del film original, el robot Gort que protegía a Klaatu, sigue mejorado por los actuales efectos especiales.

Un nave espacial aterriza en la Tierra. Su ocupante es "retenido" por el gobierno de Washington para investigar que hace en nuestro planeta. Viene para avisar a la Humanidad de un inminente desastre global. Pero es tratado como una amenaza, lo que le decepciona y le hace pensar que igual nuestra raza no merece ser salvada. Sólo una científica, que fue su primer contacto en la Tierra y que es designada para el grupo que investiga al extraterrestre parece dispuesta a creerle y se convertirá en la negociadora con la Humanidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios