La actriz Julianne Moore da alas a la Berlinale con 'The Kids Are All Right'

  • La directora, Lisa Cholodenko, llevó al festival su historia sobre la ambigüedad amorosa

Julianne Moore dio alas a la Berlinale convertida en esposa de Annette Bening en The Kids Are All Right y encarnando una aparente plenitud lésbica, que se revela ambigua cuando aparece el donante de semen que convirtió a la pareja en madres. Toda plenitud implica duda y eso es lo que plantea en la película su directora, Lisa Cholodenko. Una historia que arranca cuando los hijos adolescentes deciden conocer a su padre biológico -Mark Ruffalo- y abren así la caja de Pandora. Moore es la que inevitablemente irá en busca de Ruffalo, el soltero que de pronto se crea la ilusión de pertenecer a una familia. Será la única que se permita dudar en la inexpugnable fortaleza homosexual.

"No hay amor sin duda, no hay pareja sin cuestionamiento. Cualquier familia se sustenta sobre la lealtad, eso es lo importante, da igual si quien está al frente son dos madres lesbianas o un padre y una madre", sostuvo Moore.

Moore capitalizó una sección oficial cuyas dos participantes fueron de digestión difícil. Por un lado, How I ended this Sommer, de Alexei Popogrebsky, que desarrolla la relación de dos personajes antagónicos en una estación polar. Por otro, Shahada, del afgano-alemán Burhan Qurbani: un retrato de los conflictos de varios jóvenes musulmanes en el Berlín actual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios