Imágenes que hablan de la vida y obra del escultor gaditano

  • José Antonio Merino ofreció una conferencia audiovisual sobre las obras de Juan Luis Vassallo

Su labor artística ha sido densa, combinando en sus obras la perfección formal de lo clásico con el sentido más abierto y original de lo contemporáneo. Vassallo es no sólo el escultor gaditano del siglo XX, sino que posee proyección en el ámbito nacional y su nombre está en el elenco de escultores relevantes del siglo.

Sobre la vida y obra de Juan Luis Vasallo Parodi estuvo hablando, en la tarde de ayer, el historiador de arte José Antonio Merino Calvo, en una conferencia que combinó las palabras con las imágenes a través de una presentación en Power Point.

La conferencia Juan Luis Vasallo: una vida en imágenes, que tuvo lugar en el Centro Cultural Reina Sofía de la capital gaditana, hizo un repaso sobre las anécdotas y reconocimientos que hacen de Vasallo uno de las figuras más destacadas en la escultura del siglo XX. "Tuve la ocasión de conocerlo y puedo afirmar que se trataba de una bellísima persona. Era un hombre sencillo al que le gustaba vivir alejado de la fama y la popularidad, lo que le hace ser, aún más, un gran artista", comentaba el historiador.

A lo largo de su charla, Merino mostró al auditorio un repaso de la biografía del escultor gaditano, que dividió en cuatro etapas, diferenciándolas a través de las obras proyectadas en la pantalla. "No da tiempo en una horita escasa realizar un recorrido completo por la vida de Vasallo, así que lo situaré a grandes rasgos dentro del panorama artístico español, a través de sus creaciones", argumentaba el conferenciante.

En su primera etapa, "a la que denomino de infancia y aprendizaje", el famoso escultor estuvo en Cádiz, Córdoba y Baeza. En ella, "una de las obras que más destacaría es Retrato de Jerona", ya que el historiador caracterizó cada periodo con unas cuantas imágenes significativas, haciendo especial hincapié en algunas en concreto.

Su estancia en Ávila, por el año 1934, caracteriza su segunda etapa. Fecha en la que Vasallo ganaría su primer reconocimiento con Añoranza. A esta obra, le seguirían pronto una gran lista de galardones que lo colocarían como "la máxima figura en la escultura del Siglo XX, y sobre todo, como pionero en la renovación de la escultura figurativa en España", precisaba Merino Calvo.

"De la etapa andaluza, en la que Vasallo trabajó por Jerez y Sevilla, surgió la famosa Gades. La escultura que hizo ganar al popular escultor la primera medalla de la Exposición Nacional de 1948", explicaba, con entusiasmo, el experto en Arte.

"La última etapa de su vida fue en Madrid, dejando en la capital nacional, La Minerva, que está considerada como un icono de sus esculturas para los madrileños", explicaba. "Quizás lo que más destaque de Vasallo, es que no le gustaba ceñirse a un estilo arquitectónico. En todo se sentía cómodo y todo le gustaba", concluía Merino.

El ciclo homenaje a Vasallo continúa hoy a las ocho de la tarde, hora en la que el director de la Escuela de Arte de Cádiz, Luis Gonzalo, hablará sobre Vasallo: la influencia y el entorno, en el Reina Sofía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios