Handel espectacular de la mano de la Camerata

Comentarios 2

No importa que la calefacción del Falla no esté en sus mejores momentos, ni que la obra El Mesías(Messiah) de Handel dure casi tres horas, ya que todo eso queda compensado con el excelente trabajo hecho por el director José Luis López Aranda con el coro de la Camerata y la compilación coral de la Bahía de Cádiz, voluntarios incluidos, elegidos ex profeso para la ocasión, y repartidos por los palcos del Gran Teatro Falla. La puesta en escena es sencillamente espectacular, y hay momentos en que sobrecoge al espectador, que se ve gratamente sorprendido por un derroche vocal (inusual en los teatros y auditorios españoles), y perfectamente conducido por la mano de un director experto en sacarle el máximo partido a coros y corales. La agrupación de coros, escogida por el director, fueron realmente los verdaderos protagonistas de la representación del oratorio de Handel puesta en escena en el Falla. Mi mejor mención para todos ellos.

La obra de Handel es una buena elección como Concierto Extraordinario de Navidad, ya que convence tanto a los amantes de la ópera como a los que lo son de la música sacra, puesto que, pese a ser un oratorio, en realidad está muy próximo a la ópera, de la que sólo le separa el hecho de no haber diálogo entre los cantantes, sustituidos éstos por recitativos y arias que narran la llegada del Mesías. Estrenada en Dublín en 1742, desde un principio tuvo gran éxito y con el devenir de los años se ha convertido en uno de los verdaderos referentes de la música clásica inglesa, hasta tal punto, que en el año 1859, celebrando el centenario del fallecimiento del compositor, más de tres mil personas lo interpretaron conjuntamente en Londres.

La Camerata del Falla congregó para la ocasión una fórmula mejorada, que supo darle brillo a la excelente partitura de Handel, sonando mejor empastada que en otras ocasiones, lo cual es imprescindible en una obra de tan larga duración, ya que una interpretación lenta o apagada podría resultar negativa para el espectáculo. Estupendo trabajo el de la trompeta, y en general de toda la cuerda, cosa que no puedo decir del clave, que sonó bastante apagado.

De entre los cantantes, destacó con sello propio el barítono José Antonio López, que hizo un trabajo francamente bueno, poniéndole al personaje la circunstancia que requiere una partitura que presume de aunar la majestuosidad y pompa inglesa con la melodía italiana y el barroco alemán. Junto a él, mencionar la soprano Oxana Arabadzhieva, que tuvo una correcta interpretación, aunque sin duda le hubiera convenido poner un poco más de dramatismo a su intervención, ya que la obra de Handel así lo requiere.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios