La ópera regresa al Gran Teatro Falla de Cádiz con 'Rigoletto'

  • La compañía Ópera 2001 pondrá esta noche en escena la obra de Verdi

La ópera vuelve este fin de semana al Gran Teatro Falla de Cádiz. Esta noche, la compañía Ópera 2001 pondrá en escena Rigoletto, de Giuseppe Verdi. Se trata de una ópera en tres actos con libreto de Francisco Maria Piave, basado en la obra de Víctor Hugo El rey se divierte. Se representará en versión original en italiano con sobretítulos en español.

La dirección musical del espectáculo es de Martin Mázik y actúa la Orquesta Sinfónica de Pleven.

Rigoletto es reconocida como la obra cúspide de Giuseppe Verdi y una de las obras máximas de la ópera italiana.

Es la primera ópera de la llamada "trilogía popular" -a la que seguirían La traviata e Il trovatore-, y desplaza los términos tradicionales del melodrama italiano, puesto que el protagonista no es aquí el señor sino el bufón de la corte, deforme y grotesco, dibujado por el genio de Busseto con una increíble penetración psicológica. Fue estrenada con éxito clamoroso en el teatro La Fenice de Venecia el 11 de marzo de 185.

Se trata de un intenso drama de pasión, engaño, amor filial y venganza que tiene como protagonista a Rigoletto, el bufón jorobado de la corte del Ducado de Mantua, y ofrece una combinación perfecta de riqueza melódica y fuerza dramática.

La obra tuvo grandes problemas con la censura por considerarla como inmoral y obscena. Tras un tira y afloja entre los censores y el compositor, éste consiguió mantener lo fundamental y sólo cambió el emplazamiento de la obra de Francia al ducado de Mantua y convirtió al libertino rey de Francia, Francisco I, del drama histórico de Victor Hugo, en el Duque de Mantua, además de otras cosas menores.

En Rigoletto, el duque que gobierna Mantua se dedica entre otros menesteres a seducir y abusar de cuantas mujeres le place, aunque para ello haya de matar a padres o maridos. Rigoletto será su bufón, a la vez que cómplice y partícipe en todas estas historias, al ser un tipo parecido al duque.

Sin embargo, el bufón tiene una vida paralela en donde es un amantísimo padre de una hija secreta. Sus fechorías le conducirán (sin darse cuenta) al rapto de su propia hija y a la complicidad de su posterior muerte. Con lo que de alguna forma se cumple, o al menos el bufón lo cree así, la maldición que el conde de Monterone le ha realizado al burlarse y participar de su desdicha.

Verdi creó esta obra cuando el teatro de La Fenice de Venecia le invitó a principios de 1851 a componer una nueva ópera para ser estrenada allí. Verdi eligió el drama francés Le roi s'amuse (El rey se divierte) del escritor Víctor Hugo, aún a sabiendas de que esta obra había estado censurada en París, acusándola de manifestar el libertinaje de un rey. Por eso mismo, Verdi aceptó desde un principio modificar los nombres y los lugares siempre que pudiera conservar el núcleo del drama.

Pero tres meses antes del estreno llegó de nuevo la censura que vetó el libreto. El comunicado decía así: "El gobernador militar de Venecia, señor Gorzowski, deplora que el poeta Piave y el célebre músico Verdi no hayan sabido escoger otro campo para hacer brotar sus talentos, que el de la repugnante inmoralidad y obscena trivialidad del argumento del libreto titulado La Maledizione. Su Excelencia ha dispuesto pues, vetar absolutamente la representación y desea que yo advierta a esta Presidencia de abstenerse de cualquier ulterior insistencia al respecto..."

El asunto se resolvió gracias a la diplomacia de los administradores del teatro. Se trasladaron a Busseto y allí se pusieron de acuerdo con Verdi y el libretista para que se cambiasen varios puntos. Verdi aceptó estos condicionantes y el contrato se firmó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios