El Fandi desoreja un toro en la plaza onubense, pero Talavante hizo lo mejor

  • El extremeño y el granadino salen a hombros por la puerta grande con una corrida de Martelilla y Casa de los Toreros

Alejandro Talavante y El Fandi han abierto la puerta grande de la plaza onubense de La Merced, primer portazo compartido del ciclo de la feria colombina, cortando dos orejas por coleta, el extremeño sumando una de cada toro de su lote.

Con información de Burladero, en el primer festejo de las Fiestas Colombinas y con tres cuartos de plaza, se han lidiado cuatro toros de Martelilla y dos de Casa de los Toreros (quinto y sexto de la suelta), todos de la misma casa ganadera, justos de presentación y pobres de pitones la mayoría, de poca fuerza en conjunto aunque manejables. Destacó la movilidad del segundo de la tarde.

Manuel Díaz "El Cordobés", silencio en el que abrió plaza y ovación con saludos tras aviso.

David Fandila "El Fandi", dos orejas y ovación con saludos.

Alejandro Talavante, oreja en ambos toros de su lote.

El banderillero Vicente Yangüez 'El Chano' se desmonteró junto a Domingo Valencia tras parear al cuarto de la tarde.

El triunfador de la tarde fue El Fandi que desorejó un toro, sin embargo el toreo de más quilates del festejo lo cuajó Alejandro Talavante en el sexto, con una labor muy de su estilo que comenzó por alto para continuar con muletazos en redondo sobre la mano derecha, limpios, templados y rotundos. Bien al natural también Talavante, antes de concluir por ajustadas manoletinas. Una media contraria y dos descabellos le abrieron la Puerta Grande. En el primero de su lote cortó una oreja tras una faena voluntariosa pero anodina.

El Fandi estuvo muy voluntarioso y entregado toda la tarde. En su primero, un toro flojo que se movió, faena irregular con momentos de distinta altura artística; con su segundo, de nuevo alarde de entrega parando de una larga y muleteando sentado en el estribo; en ambos, sus espectaculares tercios de banderillas.

El primer toro de Manuel Díaz se rajó y el torero tiró del efectismo fiel a su estilo, quedando indiferente el público que guardó silencio; en su segunda faena , puro cordobesismo con saltos de la rana incluidos con otro toro justo de fuerzas y rajado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios