paco ramos. poeta

"Escribir es subirte sobre el alambre y aceptar el riesgo"

  • El escritor acaba de publicar el poemario 'Breves apuntes sobre el arte de mantener el equilibrio'

  • Se presenta mañana en San Fernando

El escritor gaditano Paco Ramos con su poemario 'Breves apuntes sobre el arte de mantener el equilibrio'. El escritor gaditano Paco Ramos con su poemario 'Breves apuntes sobre el arte de mantener el equilibrio'.

El escritor gaditano Paco Ramos con su poemario 'Breves apuntes sobre el arte de mantener el equilibrio'. / jesús marín

-¿El acto de escribir es algo parecido a la caída libre que aparece en su nuevo poemario?

-Efectivamente. La escritura de un libro exige de un gran ejercicio de soledad, digamos que el fin de escribir es establecer un proceso comunicativo que se completa cuando el mensaje llega al lector en forma de libro. En ese momento, escribir es subirte sobre el alambre y aceptar el riesgo de la caída libre, es lanzarse al vacío esperando que alguien te recoja.

-¿Cómo se planteó esta travesía por el alambre?

-Surge de una experiencia, que en este caso es un desamor. Para mí la literatura sirve si me ayuda a entender e interpretar mi propia vida. A partir de ella uno profundiza en todo aquello que le late, es una mirada interior, un ejercicio de exorcismo que no pretende otra cosa que reconocer lo que se siente, sacarlo afuera y transformarlo en literatura para que de la experiencia individual se convierta en colectiva, no se quede en un mero ejercicio contra el dolor propio.

-Philippe Petit inspira esta obra, ¿qué le sedujo del personaje?

-El amor/desamor es uno de los grandes temas de la historia de la literatura, hay una cantidad ingente cuya razón y motor es esa dualidad. Tenía el motivo, tenía el título pero necesitaba algo que hiciera al libro diferente, el toque de distinción necesario para la literatura. A raíz del título vinculado al equilibrio me centré en elegir un elemento que fuese el leitmotive de la obra. Y apareció la figura de hacer protagonista del poemario a un equilibrista. Ahí fue cuando llegué hasta Philippe Petit, un personaje capaz de idear una estrategia durante dos años para subirse a un cable a 417 metros de altura y cruzar el espacio existente entre las dos Torres Gemelas. Me sedujo su osadía, su determinación, su apuesta sobre el hecho de estar vivo.

-Aunque hay pasajes oscuros, creo que es un poemario muy esperanzador, "hay que volver a levantarse. ¿Ha sido su intención?

-Sí, es totalmente así. Ya ese era el mensaje que aparecía El aprendizaje del miedo, que era un libro escrito sobre la enfermedad y muerte de mi propia madre y al que traté de darle un punto de vista vitalista y esperanzador. Es parte de mi propio ser que se transfigura a mi yo literario. Creo que es imposible separarnos en nuestra obra de quienes somos en nuestra realidad.

-Apuesta por estructurarlo en tres partes...

-Sí, que se corresponden con las fases de la psicología evolutiva del desamor. La Caída, el momento de negación ante el hecho que hemos vivido, lo que provoca un doloroso proceso de autodestrucción; Desde la red, el momento en el que el ser abandona esa flagelación y empieza a abrirse a nuevas experiencias; y El ascenso, una aceptación o más bien una asimilación de lo sucedido y el hecho de sentir que todo final también conlleva un nuevo principio. Internamente, en cada parte, no existe un ritmo uniforme porque tampoco es uniforme una persona que pasa por un momento así. Hay poemas en los que sentimos al equilibrista más sólido mientras que en otros lo apreciamos rabioso o apesadumbrado.

-Edita con Huerga y Fierro, que lleva editando poesía desde el año 75, ¿contento, no?

-Publicar con Huerga y Fierro supone para mí un honor y una responsabilidad. Las grandes figuras de la poesía, mis referentes, han publicado en esa casa, lo que me hace sentirme un privilegiado y estar enormemente agradecido a Antonio Huerga, a Charo Fierro y a Antonio Benicio Huerga.

-¿Fechas de presentación?

-Pues mañana en San Fernando, el siguiente jueves, 12 de abril, en Granada; el 23 de abril en Las Libreras de Cádiz; el 27 de abril en Madrid en la sede de la editorial Huerga y Fierro; el 4 de mayo en el Festival EDITA Punta Umbría; el 6 de mayo haremos una firma en la Feria del Libro de Cádiz; el 10 de mayo lo presentamos en la Feria del Libro de Sevilla y el 9 de junio firmaremos ejemplares en la feria del Libro de Madrid. También estaremos en Algeciras, Jerez, El Puerto, Puerto Real y todos los sitios que podamos ir cerrando.

-Hábleme de sus próximos proyectos. No sé si estará preparando la quinta edición de Versalados en San Fernando.

-El proyecto más inmediato es esa quinta edición de Versalados, para cuya celebración este año hemos ampliado los días. De celebrarse en una sola tarde pasa a tres días con actos programados desde por la mañana hasta por la noche. Recitales, presentaciones, conferencias o jam session entre otras muchas cosas. Desde el primer año nos propusimos como objetivo llevar la poesía al público joven y, además de lo que ya hemos conseguido en ese sentido, en esta edición nos emociona el poder desarrollar gran parte del festival en el colegio Liceo Sagrado Corazón. Para nosotros es fundamental implicar a los jóvenes con la poesía de su tiempo, la que utiliza su mismo lenguaje y su misma forma de sentir. A ello vamos a dedicar todo nuestro esfuerzo y podemos adelantar que tendremos un cartel con figuras poéticas venidas de toda España que convertirán San Fernando en epicentro de la poesía por unos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios