El isleño Enrique Busto gana el XIX Premio Jóvenes Compositores

  • Su obra 'Caleidoscopio II' se impuso en la final del certamen organizado por la Fundación Autor de la Sociedad General de Autores y Editores y el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea

Comentarios 7

Enrique Busto Rodríguez (San Fernando, 1974) ha ganado con su obra Caleidoscopio II la XIX edición del Premio Jóvenes Compositores que convoca conjuntamente la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (CDMC).

"Es uno de los premios más importantes a nivel nacional y supondrá un punto de inflexión en mi carrera musical. Es un reconocimiento al trabajo arduo de estos últimos años y un gran aliciente para continuar", expresaba ayer el compositor isleño a través del teléfono.

El fallo del jurado se dio a conocer la noche del lunes, tras un concierto en el que el Grupo Barcelona Modern Project, dirigido por Marc Moncusi, interpretó las obras finalistas del certamen en el Auditorio 400 del Museo Reina Sofía de Madrid.

"Desde por la mañana tuve muy buenas vibraciones. En el ensayo con los músicos vi que la obra había sido muy bien recibida, la entendieron bien y tuvimos muy buen feeling. Luego, durante el concierto, tenía los nervios del estreno y de que estaba en un concurso", comentaba Busto. Y es que, según había destacado el jurado de la selección previa, las obras presentadas al certamen eran todas de gran calidad.

La obra Caleidoscopio II es para conjunto instrumental, concretamente, para un octeto formado por flauta, clarinete, fagot, violín, viola, violonchelo, piano y percusión. Y ha sido compuesta expresamente para este concurso. Según su autor, está basada en la observación de un caleidoscopio. "He tratado de llevar a la música esta experiencia. La idea es que los ocho instrumentos se combinen de forma que el resultado sonoro sea el de un único instrumento vivo, orgánico, que continuamente se está transformando, como las figuras del caleidoscopio que se van transformando en otras diferentes", indicaba el autor.

Este mismo planteamiento ya lo llevó a cabo Enrique Busto en una obra escrita en el año 1999 titulada Caleidoscopio. En aquella ocasión, era para el Cuarteto de Saxofón Itálica, "pero en un lenguaje distinto".

El primer premio de este concurso, que lleva el nombre de Xavier Montsalvatge, está dotado con 6.000 euros. El segundo, de 3.000 euros, lo obtuvo el valenciano Francisco Coll García con la obra Cuando el niño era niño.... Y el tercero, de 1.500 euros, fue para la composición Ecos del luz, del argentino afincado en Barcelona Demián Luna. Para contribuir a la máxima difusión de las obras ganadoras, la Fundación Autor editará próximamente un disco promocional.

Este no es el primer reconocimiento que recibe una composición de Enrique Busto. En 2003 obtuvo un premio en el II Concurso Internacional de Composición para Banda de Música en Comines, Bélgica. "Pero es un premio distinto a la línea que llevo ahora de composición contemporánea con mi profesor José María Sánchez Verdú en Alemania", explicaba el músico isleño.

Enrique Busto cursó estudios de clarinete y composición en los conservatorios de Cádiz, Málaga y Sevilla, con los profesores Juan Carlos Armentia, José María Puyana, Ramón Roldán e Ignacio Marín. Obtuvo Mención de Honor en las especialidades de clarinete y música de cámara, así como Premio de Honor en la especialidad de composición.

Sus obras han sido interpretadas y estrenadas por el Cuarteto de Saxofones Itálica, el ensemble Taller Sonoro, el Dúo de flauta y piano Aura, el grupo de cámara Dahmar, la Orquesta de Cámara Andaluza, la Orquesta Manuel de Falla de la Diputación de Cádiz y el Ensemble Robert Schumann de la Hochschule für Musik, de Dusseldorf, en Alemania, entre otros. Como director ha participado en el V Festival de Música Española de Cádiz dirigiendo El Amor Brujo de Manuel de Falla, que posteriormente dirigió en el Conservatorio Superior de Música P.I. Tchaikovsky, de Moscú.

En la actualidad, realiza estudios de composición con el algecireño José María Sánchez Verdú y de Dirección de Orquesta con Rudigher Böhn, en la Hochschule für Musik Robert Schumann de Dusseldorf. Y es profesor de clarinete y de banda de música en el Conservatorio Profesional de Música Manuel de Falla de Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios