Eimbcke y Anderson se presentan entre los favoritos al Oso de Oro

  • El cine asiático, con gran presencia en esta edición, puede optar al galardón con la película japonesa de Yojji Yamada

Con la jornada de ayer concluyó la última sesión del Festival Internacional de Cine de Berlín 2008.

Las cartas ya están sobre la mesa y sólo queda esperar el veredicto del jurado. La mexicana Lake Tahoe, que ayer obtuvo el premio Fipresci de la crítica internacional, es una de las grandes favoritas para alzarse con el Oso de Oro. Este segundo largometraje de Fernando Eimbcke, se centra en un adolescente (Diego Cataño) que debe lidiar con la repentina muerte de su padre. La cinta consiguió un consenso general positivo desde su proyección.

De las 21 películas que compiten por el galardón, también parte con grandes posibilidades There Will Be Blood, de Paul Thomas Anderson, nominada a ocho premios Oscar. El protagonista del film, Daniel Day-Lewis, es además firme aspirante al Oso de Plata a la mejor interpretación masculina por su retrato de un magnate petrolero impulsado por la ambición. La última película presentada ayer a concurso, la estadounidense Ballast, ópera prima de Lance Hammer, se situó entre las más interesantes del certamen y cuenta con grandes posibilidades de tener un lugar en el palmarés. La cinta narra la relación entre un hombre, su cuñada y su sobrino, en medio de una situación que parece desesperanzada. Entre los rivales de Day-Lewis al premio a la mejor actuación masculina está el alemán Elmar Wepper, quien emocionó en su papel de viudo en Kirschbluten - Hanami, de la alemana Doris Dorrie. También el italiano Nanni Moretti impactó en Caos Calmo, de Antonello Grimaldi.

En el apartado femenino, destacaron la británica Kristin Scott-Thomas en el papel de una madre asesina en la francesa Il y a longtemps que je t'aime, la británica Sally Hawkins en la comedia Happy-Go-Lucky, de Mike Leigh, en la que encarna a una optimista invencible, y su compatriota Tilda Swinton en la piel de una alcohólica que secuestra a un niño en Julia, de Erick Zonca.

De las representantes del cine asiático, con gran presencia este año, cuenta con posibilidades la japonesa Kabei, del veterano Yoji Yamada. Además de Lake Tahoe, de Latinoamérica compitió la brasileña Tropa de elite, de José Padilha, un escuadrón policial de Río de Janeiro especializado en la lucha contra el narcotráfico.

El primer documental en competir por el Oso de Oro, Standard Operating Procedure, del estadounidense Errol Morris, sobre las torturas y los malos tratos cometidos por soldados estadounidenses en la cárcel iraquí de Abu Ghraib, también cuenta con bastantes adeptos.

El jurado de esta 58 edición del certamen, una de los más flojas de los últimos años, está presidido por el director greco-francés Constantin Costa-Gavras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios