nina alemania. cantante

"Disfruto igual de Aretha Franklin que de nuestra Mariana Cornejo"

  • La artista chiclanera presenta esta noche en el Teatro Moderno de su ciudad su primer disco en solitario, 'Perfecta', con once músicos en escena

La artista chiclanera Nina Alemania. La artista chiclanera Nina Alemania.

La artista chiclanera Nina Alemania. / cristina lugo

Tiene donaire Nina Alemania. Será su deje flamencosoulero o la buena vibra de sus canciones que quitan los fríos o esa actitud de quien se ha sacudido el polvo de lo absurdo y se siente, al fin, Perfecta. Sea por lo que fuere, tiene donaire la niña de Antonio Alemania, la excomponente de Las Mónicas y la voz principal de su propio lenguaje, ese flamenco que ha "especiado" con distintas armonías y ritmos hasta darle un sabor chispeante. "Flamenco en adobo, vamos", ríe la artista que esta noche presenta su primer disco en solitario, ese Perfecta, en el Teatro Moderno de su ciudad.

Flamenco en adobo porque, de antemano, Nina coloca la tirita para almas susceptibles. "Respeto yo demasiado al flamenco para decir que soy cantaora. Eso es algo que me gustaría pero que todavía tengo que estudiar muchísimo para hacerlo y decirlo. Yo hago otra cosa, eso sí, con mi deje flamenco porque lo he mamado", explica la intérprete que se declara "admiradora" de "las verdaderas cantaoras de hoy" que van llevando "el nombre del flamenco de Cádiz por el mundo entero" como "Anabel Rivera, Ana Polanco, Encarna Anillo..."

Lo de Nina es otra cosa. Otra cosa pero con pellizco, no se engañen. Rumbas, souleares, compases de bulerías que se mezclan en su voz de son y flow hasta atreverse "con un reggae de Cadi, Cadi, que le digo yo a mi padre", revela. De hecho, su padre, el también artista Antonio Alemania, le pidió un tanguillo, Yo no quiero bombas, que hizo para su coro "y cuando lo transformamos nosotros a nuestra manera, le cambiamos las armonías y lo canté a mi forma, mi padre decía que eso no era suyo", ríe recordando el consejo, el mejor consejo, que El Alemania le dio: "Que las cosas del arte y la cultura hay que hacerlas con humildad, con corazón y, sobre todo, bien hechas. Que haga lo que verdaderamente me gusta a mí, que guste o no a los demás no es mi problema pero que lo que haga lo haga con formalidad".

Y con formalidad y con libertad se ha fraguado Perfecta, mano a mano con su hermano Tomy Alemania "verdadera cabeza pensante del proyecto Nina Alemania" y con "la navajita suiza, que todo lo que se le pide lo saca que ese músico llamado Juan José Alba", alaba Nina a estos dos de los cinco ninos, la banda inicial formada también por Juanma, Salvador y Farco, con los que la chiclanera empezó a tocar en solitario toda vez que terminó el proyecto de Las Mónicas. "Realmente yo creo que está en pausa, tenemos que crecer y volar cada una por nuestro lado y luego volvernos a juntar", desea.

En ese proceso personal de Nina ha surgido Perfecta, su manera de acabar con "tres o cuatro estereotipos a los que estamos sometidas las mujeres pero desde el ánge y el arte que hay en Cádiz" y donde caben temas como Frío, Pan integral o Pucherías que pondrá hoy en escena acompañada "de once músicos".

Y con esa forma suya: "Yo disfruto igual de Aretha Franklin que de nuestra Mariana Cornejo, de David Palomar y de Tina Turner, de Adela la Chaqueta y de Ray Charles. Al dueño del Spoty lo tengo que tener loco..."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios