Chupaconcha se presenta ante el público portuense en la Milwaukee

  • El dúo italiano de jazz, funk y psicodelia actúan dentro del ciclo titulado MW365

Comentarios 1

Para nuestro alborozo, los taimados organizadores del ya célebre Monkey Week siguen trabajando a destajo en verano para traernos desde la Ciudad Condal al dúo más desconcertante, hipnótico y psicodélico a este lado de la realidad. Ahora que los calores aprietan y las noches se hacen eternas e insomnes, nada mejor que dejarse caer por la Sala Milwaukee para descubrir la leyenda que empieza a generarse alrededor de este incorruptible dúo de músicos de altos vuelos que sólo hacen concesiones a su propia locura.

El nombre de Chupaconcha tiene miga. Aunque Giorgio Menossi (ex batería de los floridos Lonely Drifter Karen) y Giuliano Gius Cobelli se empeñaron en llamarse Fincadelic (porque grababan en una finca abandonada), un dibujo que llegó a sus manos y en el que se representaba a un extraño ser con trompa en lugar de boca hizo que el público empezase a llamarles como al fabuloso animalito argentino.

Al trompetista y al batería les terminó seduciendo la idea, ya que pensaron que el chupaconcha representaba por un lado la trompeta y por otro los largos interludios que giran sobre sí mismos y que componen la sustancia sonora del proyecto.

Chupaconcha parte del jazz ácido y el rock de los sesenta. Supone una mezcla del Miles Davis de su periodo eléctrico con Jimi Hendrix o Led Zeppelin, y sus temas se caracterizan por la creación de atmósferas hipnóticas en las que la trompeta eléctrica de Giuliano toma el protagonismo a través del uso de un número infinito de pedales y efectos.

El dúo se gestó en Italia, donde se conocieron Giorgio y Giuliano, y terminó de tomar forma cuando ambos tropezaron nuevamente en Barcelona en 2007. Tras la publicación de dos sesiones y un Ep, Chupaconcha publica su primer álbum, titulado MMXI Annus Conchae, con el que confirman que su propuesta escapa de todas las etiquetas para convertirse en un singular universo de culto generado por una trompeta y una batería.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios