XV FESTIVAL DE MÚSICA ESPAÑOLA DE CÁDIZ manuel de falla

De Cádiz a Filipinas con parada en Cuba

  • Se abre una edición repleta de músicas atractivas de varios continentes

  • El Carnaval estará presente por primera vez de principio a fin

Que la buena música no tiene fronteras va a dejar de ser un tópico vacío a partir de las siete de la tarde en plena plaza de San Juan de Dios, cuando el Grupo de Metales y Percusión de la Orquesta Joven de Andalucía anuncie a los cuatro vientos el comienzo del XV Festival de Música Española de Cádiz Manuel de Falla, con un concierto de arreglos y adaptaciones de obras relacionadas con la ciudad trimilenaria. Y podremos acunar otro tópico que ponga a la ciudad como punto de partida y retorno de todo lo sonoramente bello. Comienza una nueva cita, que este año para conmemorar el XV aniversario de su nacimiento añade a su nombre el de Manuel de Falla; que se suma además a otra triple celebración, la del Tricentenario del traslado de la Casa de Contratación, la de los 500 años de la primera vuelta al mundo y una que a nosotros nos toca también la sangre: los 150 años del Diario de Cádiz. Artistas, orquestas y músicas de gran calibre en un excelente programa darán vida musical (o vida, que es lo mismo) a la ciudad desde hoy hasta el domingo 26 de noviembre.

El Festival (llamémosle así para abreviar) supera, con sus 15 años de vida, lo que Manuel Ferrand, director del mismo, llama "una crisis tremenda, la que todos hemos vivido, y creo que lo ha superado con nuevo impulso y nuevas ideas". Así que tanta buena nueva hay que celebrarla. ¿Cómo?: "Poniendo el énfasis en la vertiente atlántica tan especial de Cádiz, mirando hacia América y más allá de América, también a Asia, a Filipinas, sitios con una huella andaluza evidente. Porque Cádiz es una ciudad que no es que esté en el mar, es que está en alta mar, en el Oceáno, camino del Nuevo Mundo. Era la salida obligada de todo tipo de artistas, músicos, que dejan su huella en América, y puerta de entrada para lo que esos artistas traían de vuelta. Y resaltamos también el papel de las bodegas de Jerez en ese comercio. Por eso incorporamos este año a Jerez en el programa".

El programa del Festival es de una riqueza y variedad asombrosa, difícil de seleccionar entre tantas funciones. Por eso, es el propio Manuel Ferrand quien nos sirve en esta ocasión de guía y seleccionador. "Creo que el plato más singular va a servirse el último día, en la Gala Lírica de clausura", recomienda. Será la que el domingo 26 lleve por título Manila, La Habana y Cádiz. Romanzas, coplas y habaneras de Zarzuela, programado en colaboración con Diario de Cádiz.Para Ferrand, esta función es como un resumen de las intenciones y filosofía del Festival. "El programa, probablemente inédito en la historia no sólo es atractivo, sino que es único, hecho expresamente para el Festival. Con un equipo de investigadores, hemos localizado las partituras de zarzuela cubana, de sarswela (que es la adaptación del género español a Filipinas), y hemos adaptado canciones de Carnaval a orquesta. Y los tres mundos estarán en el concierto. Será una especie de rompecabezas que reunirá de un modo muy claro Cádiz y su provincia con Manila y La Habana".

En ese concierto final, con el soporte de la Orquesta de Córdoba y las actuaciones de la soprano gaditana Ruth Rosique, el tenor cordobés Pablo García-López, el barítono Javier Povedano y la cantante Clara Montes, que intepreteraá la Habanera de Carlos Cano, podrá verse, no sólo el éxito que la zarzuela vivió en América durante el siglo XX, sino el enorme seguimiento popular que tiene todavía hoy en Filipinas, bajo el nombre de sarswela y cantada en tagalo. "El género adquirió tintes nacionalistas, y se usa todavía como reivindicación de la cultura filipina contra el colonialismo americano. Muy poca gente conoce la existencia de este género, pero podremos escuchar romanzas de sarswela, que tienen la misma forma que las españolas, sólo que cantadas en tagalo". Ferrand destaca la "tradición musical muy fuerte" de la ex colonia española, sobre todo en las voces y en los coros, premiados en todo el mundo: "A Cádiz vienen dos cantantes, Bianca Camille López y María Rhina Palma-Cruz, el dúo The Nigtinghales, que también ofrecerán un concierto en las Bodegas Domecq de Jerez.

Este concierto de clausura es para Ferrand, "una de las joya del Festival, pero te puedo hablar de otras". La segunda que menciona es la función que ofrecerá la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla el domingo, "que no se debe perder nadie que esté interesado por el cine o por la música, es el que dirige Fernando Velázquez y que toca sus propias bandas sonoras. Es el compositor de cine de moda, el más relevante de las últimas generaciones por muchas razones, porque está haciendo películas de éxito rotundo y ha ganado el último goya". Entre ellas están Lo imposible, El orfanato, Un monstruo viene a verme y El guardián invisible. Además intervendrá el coro Ziryab. Una función que también se ha montado expresamente para Cádiz.

También destaca Ferrand entre las muchas citas imprescindibles de este año el primer concierto sinfónico, el de inauguración hoy en el Palacio de Congresos a cargo de la Orquesta de Córdoba. "Ahí estará como director el músico más reconocido de Latinoamérica del siglo XX y XXI como, Leo Brouwer, el compositor por excelencia no sólo en Cuba sino en toda Latinoamérica". Esta función tiene además el atractivo de una pieza compuesta por el propio Brouwer, Beatlerianas, para guitarra eléctrica y orquesta.

El flamenco tendrá de nuevo una gran presencia, entre otros con el ballet de Rocío Molina, que ofrecerá mañana en el Teatro Falla su espectáculo Caída del Cielo, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Cádiz, que este año insistitó además en añadir el nombre de Manuel de Falla al del Festival. Y Ferrand quiere resaltar que "elDía Andaluz del Flamenco se celebra con tres figuras importantísimas de la música popular andaluza cuya vinculación con el flamenco es indirecta, pero muy grande. Hablamos de Raúl Rodríguez, con Martirio y Javier Ruibal, los dos últimos premios nacionales de Músicas Actuales".

Entre las novedades importantes se cuenta por primera vez la presencia del Carnaval gaditano, tanto en el concierto inaugural como en el de clausura. Pero es que además "entre medio tenemos un curso bastante insólito. El que impartirá Julia Oliva, profesora gaditana de canto y actriz, y que está orientado a la Técnica vocal aplicada a los cantes de carnaval. Esto es muy importante desde el punto de vista no sólo musical, sino también desde el del respeto a la propia voz, del cuidado de la voz del carnavalero, se le va a enseñar para el que no las conozca,una serie de técnicas muy específicas, para cuidar la voz, para proyectarla, en definitiva para tener un bagaje técnico más amplio".

Recibe este año el Festival una incorporación gozosa: el estreno como participante de la Orquesta Ciudad de Almería. "Una orquesta espléndida, de carácter privado y que ha hecho un gran esfuerzo para mantener un nivel muy alto, entre otras cosas gracias al trabajo de su director Michael Thomas. Trae un programa muy atractivo, con una primera parte con el Concierto fantástico de Albéniz, y la segunda de temática americana, con una obra tan popular como la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak". El 19 en el Palacio de Congresos.

Este concierto responde a otra intención del Festival: "La oportunidad que se da al público gaditano de escuchar el repertorio internacional. Para eso nos valemos de esta estratagema para buscar la hilazón entre los dos repertorios. Eso es lo que pasa también en el caso del día de la Orquesta de Málaga (el sábado en el Teatro Muñoz Seca de El Puerto) que combina la música de Falla con la de Mussorgsky, del que se interpreta una de sus obras más conocidas, Cuadros para una exposición.

Y más guindas para este pastel del que Ferrand quiere destacar la aportación creciente del Ministerio de Cultura: el grupo La Ritirata (el sábado en la Catedral), que interpretará joyas musicales inéditas de la catedral primada de Bogotá; el Trío Arbós de música contemporánea con la voz flamenca de Jesús Méndez (otro estreno absoluto el 17 de noviembre en el Palacio de Congresos); la interpretación en la Santa Cueva de la excelsa Siete últimas palabras de Cristo en la Cruz que el gran Haydn compuso para Cádiz, y que interpretará en inédita versió para fortepiano Yago Mahúgo; el concierto para escolares, en un formato muy divertido de Spanish Brass Trío; Inma Márquez y Soledad Vélez homenajeando a Violeta Parra, la Academia del Piacere con un ídolo de masas en Francia como es la tunecina Ghalia... tanto de qué hablar y que escuchar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios