La Asociación de Amigos del Museo de Cádiz y Brest trabajan por el futuro de la pinacoteca

Los Museos Provincial de Cádiz y de Brest se reencuentran con motivo de los 30 años del hermanamiento entre ambas ciudades. Se miran de frente y se otean desde sus propias particularidades actuales e históricas. Éste ha sido el cometido de los miembros de las Asociaciones de Amigos de ambas ciudades, que estos días se han encontrado en Cádiz, en la visita de los colegas franceses. En este encuentro ambas entidades han tratado de aportar iniciativas de cara a esta efemérides, "en el afán de colaborar en el interés común, por el desarrollo y la proyección exterior de sus respectivas ciudades para aportar diversas iniciativas para complementar los museos", explican desde la Asociación de Amigos del Museo de Cádiz.

El Museo de Bellas Artes de Brest se creó en 1875 y se quemó bajo las bombas de la Segunda Guerra Mundial en 1941. El de Cádiz se fundó en el siglo XIX y no ha sufrido interrupciones en su actividad. El renacer de esta pinacoteca francesa comenzó en 1964, con las ayudas motivadas por los daños de la guerra y la participación de su ayuntamiento les permitió adquirir numerosas obras antiguas, inaugurándose el nuevo museo en 1968.

El de Cádiz, por razones históricas, no se benefició de inversiones para nutrir sus fondos, recuerdan desde la asociación gaditana. Indican también que en 1974 se expuso en el Louvre su colección, poniendo de relieve su riqueza y originalidad, y que en el museo gaditano no se ha localizado la fórmula que permita un fenómeno similar para enriquecer sus fondos. Durante el encuentro han decidido "abordar en el futuro más inmediato un trabajo en común desde la colaboración entre ambas entidades". Nuevos proyectos que pretenden ver cumplidos este año, "para que rinda frutos de cara a la proyección internacional".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios